Crece la presión para hacer cualquier cosa menos el bien.


Resumen

Desde hace algún tiempo le doy vueltas a la siguiente reflexión: La presión para hacer cualquier cosa menos el bien (o directamente el mal) es infinitamente superior a la presión por hacer el bien. Es normal que el mundo vaya como va. Hay que encontrar el modo para hacer publicidad del bien.

Desarrollo

No me refiero sólo a los anuncios de variados servicios de prostitución que desde hace unos años invaden la ciudad de Valencia, los periódicos, las vallas publicitarias… También hay otras cosas como: las casas de apuestas, las invitaciones a quedarte trabajando, o a mirar la tele o surfear en internet, las fotos de tías buenas que te hacen creer que hay algo mejor por ahí fuera…

La realidad es que la presión para que hagas algo que, en el mejor de los casos sea inocuo (y en el peor…) es alta. Es infinitamente superior a la presión para que hagas un poco de bien.

Así cosas como cuidar a la familia, atender a algún enfermo, charlar con los amigos, enseñar al que no sabe, dar de comer al hambriento… han de nacerte.

Pero, ¿cómo conseguir que “te nazcan” si no pensamos en ellas ni medio minuto al día, mientras nos atiborran de otros pensamientos continuamente?

Ahí lo dejo, para seguir pensando un rato. ¿Ideas, sugerencias?

Anuncios

10 Responses to “Crece la presión para hacer cualquier cosa menos el bien.”


  1. 1 Eleder 9 febrero 2009 en 1:16 am

    Una de las cosas buenas que, para mí, ha traído la campaña de los autobuses ateos, ha sido el permitirme conocer este blog. Renglones torcidos y todo eso… ¡Felicidades por él!

    Y un apunte muy rápido sobre esto que dices: hace tiempo que pienso que, incluso si todo lo que dice la Iglesia fuera incierto, aún habría una poderosísima razón para desear que ésta existiera: que sus misas dominicales son el único momento de la semana donde se nos habla de hacer el bien. Y se agradece el cambio.

    Nos leemos! 🙂

  2. 2 Lourdes 9 febrero 2009 en 9:51 am

    Es cierto. La posibilidad de hacer el mal es directamente proporcional a los influjos externos al ser humano e inversamente proporcional a las ideas nobles que podamos tener.
    Hacer el bien es difícil y duro. Hacer el mal cómodo y divertido. Pero ¿alguien ha dicho alguna vez que actuar de acuerdo con unos principios y valores sea fácil?
    Lo que no tenemos que olvidar es que al final nuestra recompensa será grande, así que a aguantar lo que nos echen y a defendernos con uñas y dientes.

  3. 3 FirstReply 9 febrero 2009 en 11:36 am

    Yo opino parecido pero distinto.
    Me explico, creo que siempre ha sido igual. Siempre ha sido más facil caer en la tentación que apartarla de ti.
    Por supuesto coincido en la cercanía de los vicios. Internet acerca la cultura y la incultura, te acerca el canal youtube del Vaticano y un montón de canales porno. Apuestas y demás son moderneces de lo que ha existido toda la vida. Los pecados capitales son siete y las virtudes también son siete.

    Hace bastante alguien me dijo que ahora para parecer más vicioso la gente se pinta el pito de color naranja florescente, pero ya los romanos hacían cosas parecidas con tintes azules. Hay más técnica pero el hecho es el mismo.
    Quizá según las épocas se le tire más a un pecado que a otro y se valore más una virtud que otra pero no creo que haya sido fácil nunca hacer las cosas “como Dios manda”.

  4. 4 Donan 9 febrero 2009 en 11:47 am

    La verdad es que hay presión para el mal. Pero a mi me parece que la buena vida es la vida buena y que hacer el mal no es divertido. Se podría hablar algo de que es “divertirse”.
    Pienso que habría que romper el tópico de que el camino del bien es siempre duro y aburrido y que el del mal es placentero, fácil y produce una felicidad escondida. Seguro que a más de uno le suena esta cita: “os he dicoh esto para que mi alegría esté en vosotros y vuestra alegría sea completa”

  5. 5 José Manuel 9 febrero 2009 en 2:07 pm

    Aunque mis comentarios rocen el tema planteado en el post, escribiendo aquí me ahorro hacerlo en mi blog. Hoy me preguntaban qué opino sobre la polémica generada en Italia a propósito de Eluana (38 años, mi edad)en estado de muerte vegetativa desde hace 17 años por culpa de un accidente de tráfico (como el que viví hace más o menos el mismo tiempo, gracias Dios mío. Poco antes de que me interpelaran había recibido un power point sobre la intención del gobierno de aprobar el aborto libre, con horribles imágenes de fetos descuartizados que provocan el llanto y la náusea. Relacionando ambas cuestiones me hacía las siguientes preguntas:
    1.- Si considero que hay motivos para no dejar morir a Eluana, ¿sería capaz de convencer de ello, por ejemplo, a quienes abogan por introducir el aborto libre como un derecho a pesar de haber visto las mismas atroces imágenes que yo?.
    2.- ¿Qué puede empujar a alguien a sostener que el aborto no es un crimen?. ¿De verdad que es la presión para hacer el mal la que provoca actitudes semejantes?.
    3.- Me preocupa a la vez que me enoja la identificación de determinadas posturas (pro vida, pro libertad de enseñanza, pro libertad religiosa, …) con la profesión en una determinada religión. ¿Es que fuera de la religión (católica, le pongo apellido) no cabe la defensa del bien?. Evidentemente, sí. Parte de culpa de esa identificación la tenemos nosotros mismos con nuestra falta de sutileza y con nuestras constantes expresiones y referencias de tipo religioso, que siendo bienintencionadas y loables, en muchos casos son excluyentes y repelentes. Esta reflexión enlaza con el post que hace tiempo escribiste sobre la conveniencia de fundar un partido católico.

    Saludos.

  6. 6 julian 9 febrero 2009 en 6:15 pm

    Yo estoy de acuerdo con lo dicho por todos lo que han escrito antes.
    ¡que blog mas aburrido!
    No se si el responsable va a tener que hacer comentarios en su contra para salvar el blog.
    Con todo, quiero añadir que es cierto que crece la presión para hecer cualquier cosa menos el bien. Esto sucede porque hacer el bien siempre es mas divertido que no hacerlo. Hay que justificar el mal (o la ausencia de bien) sea como sea. Supongo que esto sucede porque el hombre es el único animal que se justifica.

  7. 7 josepe2013 9 febrero 2009 en 7:09 pm

    En primer lugar gracias a todos por participar. Pero os animo a ser críticos. Así que siguiendo el comentario de Julián me meto con vosotros.
    Pues yo no estoy de acuerdo con lo escrito por los demás. Yo no estoy hablando de si es divertido o no hacer el bien o el mal. Ni tampoco sobre si esto es nuevo o no. Mi comentario tiene que ver con la cantidad de publicidad que recibe cada uno de nosotros para “alargar nuestro pene”, “conocer chicas sexy”, “apostar seguro”, “ponerme botox no se sabe donde”, “utilizar juguetes eróticos”, “consumir coca responsablemente”, “embarazarme y/o abortar”… etc.
    Julián, hay quien cree que los comentarios críticos me los escribo yo mismo, y así me lo han hecho saber.

  8. 8 FirstReply 10 febrero 2009 en 10:01 am

    No creo haberte dado la razón y no creo que el Sr. Donan tampoco lo haya hecho.

    De hecho creo que Donan tiene razón en parte, pero de hecho hacer el bien también se vende.

    Mi postura, para aclararla es que el bien y el mal hacían, hacen y harán la misma presión.Da igual como se publiciten. Y a nosotros el día a día hará que nos influya de una manera o de otra. Veremos más el bien unos días y más el mal otros.

    Porque todo nos rodea y somos libres para escoger uno u otro.

    Digo yo.

  9. 9 jscantos 11 febrero 2009 en 8:54 am

    Me parece correcta la precisión. Pero es evidente. Obviamente esa presión es mayor porque da más dinero, pero también porque es más fácil dejarse llevar por ella y no por la contraria. Está la clave del éxito. El problema es conseguir hacer atractivo lo contrario. Es muy difícil, ya que tienes que razonar y siempre es más sencillo seguir los dictados del corazón. Creo que una de las posibles soluciones pasa por la educación de los sentimientos.


  1. 1 Tres meses de Blog « La Parálisis del Análisis. Trackback en 11 abril 2009 en 10:21 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Blog Stats

  • 152,203 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: