Descanse en Paz


Hoy ha fallecido el hermano mayor de mi madre. El tio Antonio para sus sobrinos, era poco menos que “un dios”, pues fuimos educados en su veneración por parte de sus hermanas.

Mi tío pertenecía a una generación mayor que la de su edad, y esa generación prácticamente se ha ido y con ella un montón de historias y de modos de vivir que nunca volverán.

Una generación que sufrió la guerra civil, y la posguerra. Y que supo sacar España adelante a base de trabajar.

Se quedó huérfano de padre a los 22 años y junto con su madre (la yaya se merecía un blog entero no sólo un post) se hizo cargo de la empresa familiar, y con ella de la familia. Así que tuvo que aprender a negociar con la generación de su padre. Tuvo que aprender, aprendió rápido y pronto empezó a enseñar.

Mi tio, conocido por muchos como Toni Verbena, era un personaje: amigo de sus amigos, “i també d’algún fill de puta”, con miles de anécdotas de todo tipo, buen cantaor de flamenco, nos obligó a amar a Valencia, cada Navidad nos estrenaba como sólo él sabía hacerlo, y desde luego vivió bien. Probablemente es la persona viva que he conocido a la que más se le ajusta el  “My way” de Sinatra.

Cuando me fui de erasmus (allá por el año 90 cuando nadie iba de erasmus) mi tia Carmen (por parte de padre) me dio 2000 pesetas “para libros”. El tío Antonio me dió 5000 pesetas “p’a disfrutarteles”. Yo a cambio le traje 3 botella de Chivas (a mi tía no le traje nada, pues no leía en inglés). Él, en el siguiente viaje, dobló la apuesta…

Era empresario de aquellos que seguían el modelo “paternalista” que tanto les fastidia a los sindicatos… Los trabajadores sabían que él les pagaría (aunque no tuviera para él), pero a cambio tenían que currar… En una época de su vida tenía vacas lecheras, un trabajador “de casa de tota la vida” fue a coger hierbas para las vacas, y no fue capaz de leer un cartel que ponía que habían tirado herbicida. El herbicida mató todas las vacas menos una que aquel día estaba enferma y no comió. No despidió al hombre porque él no tenía la culpa de no saber leer.

La primera vez que ingresó en el hospital le puso muy nervioso que los goznes de las puertas chirriaran. Tanto que mandó venir a un trabajador suyo para que las engrasara todas. Lo que provocó “malestar” entre el personal de mantenimiento.

Era el tipo de empresario que sabía negociar de libro, aunque nunca hubiera leído uno. Cuando le hicieron comprarse una casa con jardincito les dijo a la familia que le parecía todo bien, pero que si alguna vez le pedían que arreglara el jardín, lo arreglaría y al día siguiente lo hormigonaría… Nunca limpió el jardín: “les partides es guanyen quan s’arreglen” era la frase que ilustraba ese planteamiento.

“Si a la primera els pareix car, quan tornen val el doble”, es otro consejo que he utilizado con éxito. Se refería a la gente que pide precio por algo de lo que eres el único proveedor, no aceptan el trato y vuelven al cabo de un tiempo.

Sobre tratos y negocios hubiera podido escribir un libro. Contaba una anécdota por la que estaban intentando comprarle un caballo de tiro, y estaban negociando el precio, uno al alza y el otro a la baja… Y de repente se dió cuenta que él pensaba en pesetas y el otro en duros. Así que cerró el trato rápidamente y a otra cosa.

Sin embargo había cosas con las que no se negociaba. Aguanto la empresa incluso cuando todo iba muy mal, porque la marca “Verbena” era también el nombre de su padre y con eso no se negociaba.

Mantuvo, mientras pudo, caballos de tiro y arrastre.  Les buscaba utilidad en medio de las marjales para justificarse la afición.  Afición con la que hacía negocios, pero que también le salía cara. Durante años organizó los campeonatos de “tiro y arrastre” en Gandía costándole un dineral, luego el ayuntamiento decidió pagar a otros por lo mismo. Eso ocurría anualmente en el mismo mes en el que nos compraba a sus sobrinos, a precio de oro, los sacos de algarrobas que le llevábamos. Alimento con el cual él “ganaría seguro” , y dinero con el que nos financiaba el que pudiéramos ir a la feria.

No recuerdo cual fue el motivo (si es que hacía falta uno) por el que durante algún tiempo estuve yendo a Coco’s a charlar con él cada sábado.  Luego los niños se fueron haciendo mayores y cada vez nos vimos con menos frecuencia.

Así que no pude evitar colarme en el hospital a verle, sabiendo que no era lo que más quería.”Mes val donar enveja que llàstima” era una frase que definía su actitud ante el dolor.

Probablemente ese planteamiento haya hecho que dejara de luchar demasiado rápido, así que por una vez (aunque sea la única) estaré en desacuerdo con él.

Tío, resaré per tu, per a que pronte li dones recorts a la yaya de la meua part. Es molt posible que lo de resar te done un poc igual, pero per poder vore a la mare valdrá la pena intentarho ¿o no?

Anuncios

7 Responses to “Descanse en Paz”


  1. 1 Donan 22 junio 2009 en 9:02 am

    Josepe, un abrazo. Y ya sabes que desde arriba las cosas se ven mejor. Yo también rezo por tu tío

  2. 2 javier 23 junio 2009 en 5:51 am

    Podrias haber contado tantas otras anecdoctas…
    Como cuando fuiste a pedirle patrocinio para tu vela de windsurf y te la pinto con el logo de verbena…
    O los muchos trofeos que tenia tanto en la granja, como en casa la yaya o en su casa… tantos solo comparables a los que recogen los pupilos de santi roca en Espurna..
    Familiarmente, era un tio esplendido.
    Coloquialmente, era un GRAN Tio.

    • 3 JosePe Garcia 23 junio 2009 en 8:49 am

      Efectivamente, podría haber contado muchas más cosas, pero no pretendía ser exhaustivo, elegí lo primero que me vino a la cabeza. Y tal como lo escribí lo dejé. Aunque es cierto que lo de patrocinar una vela de windsurf en el año 88, es algo que no hacía todo el mundo.

      • 4 FirstReply 23 junio 2009 en 11:17 am

        En primer lugar te acompaño en el sentimiento.

        En segundo lugar te recomiento que leas “El Pony Rojo” de Steinbeck, habla de Antepasados, de Gigantes y también de caballos.

  3. 5 centauro del desierto 23 junio 2009 en 1:53 pm

    soy santi roca.
    interesante documento.
    eres patrono tío????
    no me entero de nada.

    tendreis noticias mías al respecto del Duke.
    Ciao

    • 6 JosePe Garcia 23 junio 2009 en 4:14 pm

      Pues menos me entero yo. Sólo necesitas autorización la primera vez que intervienes en mi blog. A partir del primer comentario te dejo que critiques todo lo que quieras.

  4. 7 Juan Llorca 25 junio 2009 en 9:12 am

    Estimado y admirado Josepe:

    En estos casos, no me gusta dar el pésame, me parece un acto de hipocresía.

    Pero siempre digo dos cosas:

    1. Que donde se haya ido, seguro que esta mejor.

    2. Yo soy huérfano de padre desde los 7 años, que siento envidia (sana) de que hayas conocido, que hayas convivido con la persona fallecida, que tengas una opinión propia. Yo en cambio no he podido conocer a mi padre, no tengo opinión, me importa un pepino lo que me digan de el ya que no he podido saborear a mi padre.

    El día que me muera espero que tengas un buena opinión de mi, sino es así, dímelo ahora para mejorar e ir al otro mundo con el deber cumplido.

    Feliz y Santo día.

    Un cordial saludo y un abrazo.

    Juan LLorca.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
junio 2009
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Blog Stats

  • 156,045 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: