Un largo (pero corto) fin de semana


Aprovechando que tenía trabajo por la France, y que Ryanair decidió vendernos 5 billetes a 40 euros (ida y vuelta y en total) nos hemos ido toda la familia a Paris de la France.

Salimos desde el aeropuerto de Reus (en Tarragona) y llegamos al aeropuerto de Beauvais (a una hora de Paris).

Afortunadamente alguien inventó el Tomtom, porque alquilamos un coche y cuando nos perdíamos nos decía: “en la siguiente rotonda vuelva por donde ha venido”. La verdad es que lo del Tomtom es muy interesante, fundamentalmente porque aunque estés en Francia te habla en español.

Habíamos reservado un hotel a las puertas de París: En Bagnolet. El hotel estaba muy bien situado pues por un lado el coche se podía aparcar (estabamos fuera de Paris) y por el otro el metro nos llevaba directamente al centro por la línea 3, y nos dejaba en la parada del “Car Rouge” que no el Moulin Rouge.

Mi hijo estuvo atendiendo mucho a las explicaciones de los auriculares y por ello se dió cuenta de que en Paris siempre estaban en guerra (o más bien aprovechaban las guerras para robarlo todo) o decapitando a gente.

Si alguien quiere saber lo que decía el Car Rouge le puedo pasar una hora de vídeo en el que mi hija mayor describe a la perfección la magnificencia del Gran Palais, del Petit Palais, de la Tour Eiffel y del Arco del Triunfo, desde lo alto del segundo piso del autobús. No lo subo al Youtube porque quiero venderselo a los National Geographic.

Cuando llegamos a la Torre Eiffel decidimos que NO hacíamos las megacolas para subir… Así que empezamos a hacernos fotos allí abajo. De repente a nuestro lado y sin advertir a nadie abrieron una puerta, así que pudimos entrar sin casi hacer cola. Aunque tuvimos que subir por ascensor… Para que no se dijera algunos bajamos a pie desde el segundo piso. A mi hijo no le duelen las rodillas pero a mi sí (debe ser la edad, la mochila llena de botellas de agua o los 93 kilos que dice la báscula que peso).

En el museo del Louvre mi hija pequeña reflexionó acerca de una particularidad muy particular de los franceses : son muy finolis.. mucho bonjur mucho silvuplé mucho mersí… pero luego en los museos todas mujeres están en tetas y los señores en culo.

El domingo tras ir a misa a San Sulspicio (“papá si no entiendo nada cuando voy en España, ¿como quieres que lo entienda en francés?”) comimos unos creps en un sitio que recomiendo: “Paul” en la rue de Seine.

Por cierto, que si alguien tiene que viajar con sus hijos a una ciudad cultural le recomiendo que consiga unos planos de la ciudad a visitar. No hay nada como hacer de boy scout en medio de la gran ciudad.

Anuncios

0 Responses to “Un largo (pero corto) fin de semana”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Blog Stats

  • 149,914 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: