Comidas familiares, otra oportunidad para cagarla.


En las comidas familiares de Navidad se tiene la oportunidad de conversar con gente con la que convives pero habitualmente no conversas. Y de ese modo pierdes la oportunidad de estar callado.

Uno de mis contertulios de Navidad (y por tanto familiar) es progresista. O como él mismo se define una persona del siglo XXI (asumiendo que yo no lo soy).

El tema con el que hoy he perdido la oportunidad de quedarme calladito ha sido sobre el respeto a la Ley.

Hablábamos de leyes (en concreto sobre educación). Y en este caso para él la ley es el acuerdo de la mayoría. Y por tanto hay que cumplirla.

Debía haber callado, pero no he podido evitarlo. Un ejemplo que tiene casi 6 años, fue cuando el PP (tarde y mal) aprobó una Ley Orgánica de Educación que fue suspendida mediante reglamento por el PSOE en cuanto ganó las elecciones.

Es lo que tiene ser progresista, que puedes decir una cosa y la contraria, pero siempre tienes razón.

En estas comidas familiares siempre me pregunto sobre porqué mis padres no me educaron en la hipocresía, digo en la progresía, así siempre ganaría, que es lo que me preocupa.

Anuncios

3 Responses to “Comidas familiares, otra oportunidad para cagarla.”


  1. 1 FirstReply 28 diciembre 2009 en 9:43 am

    Es mejor quedarse calladito y que los giliprogres piensen: “fijate si tengo razón que se tiene que callar… o hay que decirle lo que hay…

    En esas discusiones siempre pongo el ejemplo más sencillo, la aprobación de la pena de muerte. Hay que cumplir o hay que oponerse. (por no hablar de lo aprobado por Hitler, que ganó por mayoría o lo del Gorila Rojo que también gana por mayoría)

    Otro tema, no puedo entender que alguien como un blog como este pueda permitirse tener un familiar “del siglo XXI”, deberías expulsarlo de la familia. Organizas una votación y por acuerdo de la mayoria: a la calle. Lo bueno que tiene ese sistema es que como él te ha dicho, respetaría la decisión, ¿o quizá no?.

  2. 2 FirstReply 11 enero 2010 en 11:07 am

    No encuentro el post en el que hablabas de los políticos progresitas, pero como hablas de familiares progresistas, en este me sirve igual.

    Hablando de la modernidad y del daño que ella se hace a si misma, puesto que cuando una cosa es moderna sus defensores (los modernos) no pueden dejar que lo suyo se sustituya, porque ellos serían antiguos. Utiliza como ejemplo el positivismo a la que define como “filosofía oficial de nuestro planeta”, que como fue la modernidad del XIX, y el en 1916 la encuentra “extemporánea”, comprueba como se reacciona contra las nuevas tendencia filosóficas puesto que cualquier cosa que no sea positivismo sufrirá repulsa por ser “no-moderno”. Continúa diciendo respecto de la modernidad:

    “Lo propio acontece en política. La del pasado siglo vivió bajo la bandera progresista. Como modernidad es progreso una palabra formal, muy bella e incitante, cual divino acicate: todo cabe dentro de su esquemático y cóncavo sentido. Más en los políticos progresistas, el progreso significa una peculiar política concreta y limitada; esta política es, naturalmente, la suya”


  1. 1 Para qué convencer a las moscas de otros. « La Parálisis del Análisis. Trackback en 7 enero 2010 en 7:30 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 152,061 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: