Empleo y Discapacidad


Entre los infinitos charcos en los que me meto, hoy tengo uno curioso. Me han invitado a participar como ponente en una mesa redonda con el título “Discapacidad y Empleo”. Sugerente título que los ponentes de la mesa debemos desarrollar en 2 horas (entre 8 personas y moderador).

Entre otros en la mesa estará la consellera de Bienestar Social.

Es un tema interesante sobre el que no sé si tengo algo que aportar en los 5 minutos que me corresponderán. Y digo que me corresponderán 5 minutos, porque supongo que los otros ponentes se comerán el tiempo y la moderadora no los podrá parar.

¿qué voy a decir? Pues eso es lo que estoy pensando, y por eso aprovecho para escribir en el for.

Podría hablar sobre cualquier cosa… pero supongo que me tendré que ceñir al tema de Empleo  y Discapacidad.

Podría hablar sobre cómo la administración pública se dedica a putear a los que intentan crear empleo para personas con discapacidad. Y claro tendría bronca.

Podría hablar sobre cómo la administración pública regala pasta a cuatro personajes sin escrúpulos que se bonifican dinero por utilizar trabajadores con discapacidades específicas para cubrir con ellos trabajos que son estrictamente transparentes para la discapacidad por la que  se bonifican. Pero me echarían a patadas.

Podría decir que la mayor parte de las personas con capacidades diferentes en edad de encontrar trabajo que realmente buscan empleo lo tienen (al menos en la misma proporción que los demás…) Pero aquellos que no tienen trabajo se sentirían ofendidos. Y como siempre hayexcepciones. Y tendría bronca.

Podría hablar acerca de las dificultades de dar trabajo a alguien que quiere trabajar, pero su entorno se niega a admitir su discapacidad o, peor aún, echa cuentas y descubre que trabajar por un poco más que la pensión que recibe simplemente porque sí

Pero no lo haré.

A lo mejor digo lo siguiente:

Durante los últimos años la sociedad ha hecho un esfuerzo muy importante por integrar a las personas con discapacidad en el mundo laboral. Se han invertido muchos recursos públicos y probablemente una cantidad similar en recursos sociales.

Y actualmente, para bien, nos encontramos en una situación, que no es la que era 25 años.

Afortunadamente también los métodos de trabajo han cambiado. Hemos evolucionado hacia puestos de trabajo que son menos exigentes desde el punto de vista físico y más exigentes desde el punto de vista intelectual.

Dichos trabajos, propios de las sociedades modernas, son más productivos  y por sus propias características son más accesibles a todos. O más bien a casi todos.

Porque probablemente la introducción de las tecnologías de la información y los diseños ergonómicos y de bajo esfuerzo han tenido una repercusión positiva en el empleo de personas con discapacidades de tipo orgánico, sensorial y físico.

Pero se están dejando fuera a un colectivo que es más vulnerable dada la evolución de las cosas. Las personas con discapacidad psíquica o enfermedad mental.

Los trabajos que les quedan son los que requieren esfuerzo físico o habilidad manual. Trabajos que por sus propias características no han sido automatizados, y que suelen exigir una alta flexibilidad por parte de los trabajadores.

No digo que no haya trabajo para ellos. Más aún, afirmo que hay miles de puestos de trabajo que permiten la incorporación de personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental.

Pero la incorporación de las mismas a esos puestos de trabajo exige por parte de las personas que contratan en las empresas algunos cambios de mentalidad, pero probablemente también de parte de la administración, que ya no puede legislar para el bloque, sino que tiene que empezar a legislar para cada uno.

O a lo mejor digo esto otro

La mayor parte de los puestos de trabajo fueron diseñados una vez con el mejor de los criterios, en su momento. Pero generalmente el criterio “diseño para todos” no fue tenido en cuenta.

Es función de los ingenieros mejorar los procesos día a día, para garantizar el mantenimiento de la competitividad de la empresa en la que están ubicados.

La inserción laboral de personas con discapacidad es, también, una fuente de ventajas competitivas para las empresas. El ubicar a personas con alguna capacidad limitada en un entorno convencional de trabajo fuerza al ingeniero a pensar soluciones más ingeniosas al mismo problema, reduciendo en muchos casos los costes operativos.

Pero al mismo tiempo es importante que la necesaria regulación legal de la inserción laboral de personas con discapacidad y la promoción de la misma, se haga teniendo en cuenta a estos profesionales. Que son el eslabón último y el más importante en la aceptación de las personas con alguna capacidad diferente en entornos laborales convencionales.

La inserción laboral de personas en nuestro colectivo (y en general de cualquiera con dificultades de inserción) redunda  en más trabajo para los responsables de los procesos, que no necesariamente ven las ventajas que para las empresas y/o la sociedad tiene la correcta inserción laboral de personas con discapacidad.

Anuncios

12 Responses to “Empleo y Discapacidad”


  1. 1 Missymml 13 marzo 2010 en 4:40 pm

    Pues la verdad, me pica más la curiosidad por cualquiera de las otras posibilidades que planteabas, así que espero que al menos aquí desarrolles algunas. Hace falta que hablen personas metidas en el mundillo para quitar demagogias de tantos temas…

  2. 2 David 15 marzo 2010 en 7:20 am

    Me dedico a la inserción laboral de personas con discapacidad, soy prospector y hablo cada día con empresas, departamentos de RRHH y gerentes. Y mi conclusión es la siguiente: las multas sólo son de 3000 euros como MÁXIMO por incumplimiento de la ley Lismi de inserción de personas con discapacidad.

    En España, el criterio de DISCRIMINACIÓN POSITIVA: reservamos el 2% de los puestos de trabajo en una empresa de más de 50 empleados (el 5% si es administración pública) para este colectivo.

    En UK, en USA, donde hace años abandonaron nuestro criterio, y por ejemplo en Reino Unido (donde trabajo con algunas empresas de inserción laboral como PLUSS): la ley dice que no se puede discriminar a nadie, cualquier persona debe poder desarrollarse en un puesto de trabajo vacante. Lo mismo sucede con el color de piel verdad??… En UK el gobierno motiva por la vía de fuertes subvenciones para realizar grandes adaptaciones en la producción de una fábrica para dar cabida a personas con discapacidad (mental, física, intelectual, sensorial), en cambio en España: 901 euros para adaptar el lugar de trabajo…muy poco, y el empresario no se siente motivado. Y volvemos al principio: sólo son 3000 euros de multa.

    Suerte y gracias por compartir tus ideas!
    David

    • 3 FirstReply 15 marzo 2010 en 4:36 pm

      Interesante el tema e interesantes puntos de vista. Alguien debería escribir algún artículo de “empleo vs capacidad” (no he cometido ningúna falta) o ¿porqué se mira a las personas por lo que carecen y no por lo que tienen?

      Deberían estudiarse los miedos de los empresarios y los empleados (los dos) al rechazar la inclusión, unos temen que no lo hagan bien (no dan oportunidad), y otros no ayudan a que lo hagan bien (resta “importancia” a su empleo).

      David ¿que es ser prospector?

  3. 4 David 15 marzo 2010 en 4:57 pm

    Prospector:
    Técnico que realiza análisis y estudios del mercado de trabajo para detectar posibilidades de empleo y autoempleo, necesidades de formación, necesidades de las empresas, etc.

    Dentro del sector social y de la inserción laboral, es la persona que realiza tareas comerciales y de gestión de clientes, busca ofertas de empleo, presenta candidaturas de personas, motiva al empresario, detecta oportunidades para su entidad social y sus usuarios.

    Trabajo en Girona para una entidad adherida al Programa Incorpora de Obra Social La Caixa.

    Suerte!
    David

  4. 5 JosePe Garcia 15 marzo 2010 en 5:44 pm

    Hola a todos, en primer lugar dar la bienvenida a David, estoy seguro que First quiere saber más de ti. ¿le puedo pasar tu email?
    Yo ya lo tengo… ¿puedo utilizarlo?
    Precisamente en la mesa redonda hablamos de algo que vosotros ya haceis probablemente. La necesidad de segmentar a los diferentes colectivos pero también la necesidad de segmentar a las diferentes empresas.
    Me alegra saber que este tema tiene interesados. Quisiera preguntarle a First si puedo hablar “a calzón quitado” o debo hacerlo en un tono (o tona) políticamente correcto/a. Es que si he de ir con cuidado o cuidada de no herir los y las sensibilidades, entonces cuesta mucho más escribir sobre los y las posibilidades y los y las características del empleo para personas con capacidades diferentes.

    • 6 David 16 marzo 2010 en 7:14 am

      Ese email es profesional, puedes usarlo para temas relacionados inserción laboral, discapacidad, riesgo de exclusión social.
      Dependiendo del público objetivo en la mesa redonda, la crítica abierta puede sentar mal (si hay empresarios, autónomos que sufren la crisis, … ya que cuando se habla de inserción laboral en ALGUNAS empresas esto equivale a hacer un favor a un pobre “retrasado mental” o “minusválido”).

      El enfoque puede ser más positivo, vamos a premiar a aquellos que integran, incluyen, ven las capacidades de las personas:

      ELS PREMIATS DE L’ANY PASSAT:
      http://prensa.lacaixa.es/obrasocial/view_object.html?obj=816,c,5263

      INFORMACIO DELS PREMIS 2010:
      http://obrasocial.lacaixa.es/ambitos/incorpora/prem3_es.html

      Suerte!
      David

  5. 7 FirstReply 16 marzo 2010 en 9:21 am

    Yo prefiero que la gente cuando hable tenga los calzones puestos. Pudoroso que es uno. Pero si te refieres a ser franco y decir las cosas claramente, pues mejor que ser azaña y jugarla por detrás.

    • 8 JosePe Garcia 16 marzo 2010 en 10:18 am

      En realidad me refiero a no tener que medir cada palabra, y cada dato.
      Por ejemplo cuando se hace referencia a discapacidad y se dice que son el 10% de la población, y que es en las mujeres donde incide con más fuerza. Se indica un dato objetivo que tiende a confundir, pues siendo verdad no se dice que más de la mitad de ese 10% es una persona mayor, discapacitada casi por la edad, y que por ello el porcentaje de mujeres es necesariamente también mayor.
      Cuando se habla sobre las tasas de actividad se olvida que el problema se ceba fundamentalmente en enfermos mentales y discapacitados psíquicos… y por tanto que es por ahí donde hay más margen de mejora.
      Por otro lado en esto de la discapacidad hay mucho “sin papeles”: pero también a muchos “con papeles” su inclusión en el mercado laboral es irrelevante, en el sentido de que su discapacidad es transparente para el trabajo.
      Hay también mucha ong que se gasta mucho dinero en publicidad para poder ser la representante del “sector”, sin representar a nadie. Hay mucha coordinadora que no tiene escrúpulos en sacar a los “discapacitados” a la calle para conseguir sus objetivos personales. Mucho político con ganas de fotos. Mucho funcionario con “ideología política” transmutada en “un modelo correcto de atender a los discapacitados”. Mucho avispado que sabe cómo aprovecharse del sistema.
      Y todos ellos se conjuran para que sea difícil tener datos concretos sobre la situación del problema, y así es imposible resolver el problema si es que lo hay.
      Afortunadamente también hay muchísima buena gente que dedica su tiempo y su esfuerzo a luchar por cada individuo, en plan Teresa de Calcuta… pero esos no suelen tener voz, porque simplemente están trabajando.

  6. 9 FirstReply 17 marzo 2010 en 9:40 am

    Por cortar un poco de la tela que se ha puesto.

    Cuando se habla del 10% ¿se incluyen personas con discapacidad, declaraciones de invalidez y personas en situación de dependencia?
    Más que nada porque son situaciones distintas, uno puede tener una de ellas o las tres o sólo dos, pero son distintas. Las señoras mayores suelen ser, o debían ser, consideradas dependientes en uno u otro grado.

    Dentro de la discapacidad, hay tipos, no es lo mismo una persona con discapacidad sensorial, física, intelectual o con enfermedad mental, y dentro de esos tipos hay grados, (no es lo mismo ser duro de oido que sordo profundo) y además hay gente que tiene varias discapacidades, (físicas e intelectuales en algunos casos) por lo que el tratamiento de la sociedad ni del legislador no puede ser igual para todos, no son las mismas necesidades de una persona a la que le falta un riñón que una persona que tiene un grado de discapacidad intelectual de un 66% a la que hay que sumar una distrofia muscular en los brazos. No es lo mismo.

    Respecto lo de mucho “sin papeles” estoy de acuerdo si te refieres a que hay mucho “cortimer” suelto por ahí, y muchos salen casi todos los días en el telediario, pero si te refieres a gente que tendría derecho a grado de discapacidad y no lo solicita, no estoy de acuerdo. Si tienes en cuenta que dicho grado te beneficia en la renta, en el colegio de los hijos, en la compra del coche y en otras cosas, verás que lo que hay es mucha persona que alega, que sus dolores crónicos de barriga más su “dedo chamuscado” más sus circunstancias sociales, intentan sumar puntos para intentar tener el 33% y así tener derecho a todos los beneficios, incluso algunos piden tarjeta para aparcar en zonas reservadas cuando no tienen falta de movilidad. Los esrtictos “sin papeles” son raros, son gente que sabe que le darían sobradamente una discapacidad y que no la solicitan, ¿no quieren beneficiarse de pagar menos a hacienda?, ¿no quieren comprar más barato su coche? yo creo, y esto es hablar por no callar que minusvaloran, o ya que estamos sin calzones diré, desprecian a las personas con discapacidad y por eso no quieren que los cataloguen así, no quieren ser como ellos.

    Por ultimo, los llamados representantes de las personas con discapacidad, estoy de acuerdo con lo que dices, reyes de lo políticamente correcto, se representan asímismos, de hecho en las negociaciones defienden su sector, es decir a los profesionales que trabajan en el, no el servicio que dan. le han dado la vuelta a la tortilla y al igual que en la universidad son más importantes los profesores y los funcionarios que los alumnos, en sus esfuerzos lo más importante es su sillón su sueldo y el de sus amigos, porque entre todos se mantienen.

    Como siempre son más numerosos los que lo hacen bien, los que trabajan y los que tiene relación directa con las personas, los que todos los días intentan mejorar la vida del de enfrente, los que no salen en los periódicos, pero son más vistosos los otros, además de que es más facil hablar de ellos, porque de los que lo hacen bien solo puedes decir, bravo, muy bien y callar.

    Pero esto se ha ido del título, empleo y discapacidad, ¿continúa siendo un reto? Somos capaces de aceptar que la red comunica frikis de un oceano con otro, que hay gente trabajando en muchos paises con metodos casi, o sin el casi, paleolíticos, pero no somos capaces de aceptar que con la tecnología y las capacidades residuales de las personas con discapacidad, la mayoría de puestos de trabajo, la mayoría, los pueden ocupar personas con altos grados de discapacidad.

    C’est la vie.

  7. 10 javier 21 marzo 2010 en 10:25 am

    Y como acabo todo esto?
    Me parece muy positvo lo de premiar al que integra.
    Pero a su vez se hace desde instituciones privadas que ademas son propiedad de bancos, por lo que los intereses pueden estar a la orden del dia.
    Tal vez debieran ser las instituciones publicas las que premiaran, eligiendo criterios bien definidos y conocidos por todos.
    De todas maneras, la iniciativa privada suele sacarle dos cabezas a la iniciativa publica en estos casos.

    • 11 JosePe Garcia 21 marzo 2010 en 11:39 am

      Javier, no creo que una unica norma conocida sea una correcta solución. Porque no creo que exista la solución a un “problema” que por definición tiene tantas caras como discapacitados, y cada discapacitado es el mismo y sus circunstancias (en forma de familia, historia y lugar de procedencia). En realidad lo que ocurre (por lo menos a mí me ocurre) es que molesta que premien a otros cuando desde nuestro punto de vista no se lo merecen, o incluso cuando han hecho trampa. Pero sinceramente si la regla fuera una y fuera escrita, los tramposos aprenderían a hacer trampa, mucho más rápidamente que tú. Y como además, quienquiera que definiera el objetivo lo habría hecho según “SU” criterio, no sería “MI” criterio, y por tanto estaría equivocado, y finalmente haría lo que me pasara por las narices. Que es lo que hago, y como hay muchos premios y muchos objetivos, siempre queda la posibiildad de que me den uno.

  8. 12 FirstReply 22 marzo 2010 en 5:18 pm

    Me gusta eso de “su” criterio y “mi” criterio. Sirve para la discapacidad y para la no discapacidad.

    De hecho yo creo que es la única base de la mayoría de los problemas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
marzo 2010
L M X J V S D
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Blog Stats

  • 156,868 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: