Nadar a contracoriente o estar dejando atrás al pelotón.


El otro día hablábamos mi mujer y yo sobre lo único que nos importa en esta vida: la educación de nuestros hijos (bueno nos importan más cosas, sobre todo a mí, pero esto es un blog serio).
Comentaba ella sobre la cantidad de gente que conocíamos que vivía felizmente “arrejuntada”, y sobre las dificultades de explicar eso desde nuestro punto de vista, a nuestros cada vez más mayores hijos.
La expresión de ella era: “es muy difícil ir contra corriente”, “contra tanta corriente”.
Como me gusta llevar la contraria, y ella lo veía todo negativo, yo planteé la cuestión en positivo, y casi, casi llegué a convencerme a mí mismo.
Mi visión es la siguiente: Yo no voy a contracorriente, voy por delante, y cada vez más por delante.
Me explico (o lo intento).

En breve: a la gran mayoría de gente (viva como viva) le encantaría encontrar al amor de su vida, que el amor le durara para siempre, y que los hijos que tuvieren les quisieran para siempre, antes de encontrar una buena pareja con la que repetir el ciclo.

Así que el objetivo es uno y común para casi todos. Yo lo que defiendo es que mi modo de alcanzar ese objetivo es más eficaz… así que no voy contracorriente, simplemente el pelotón ha dejado de circular a mi velocidad.

En esto de las modas sociales hay efectivamente corrientes, y por tanto hay contra-corrientes. Podría asumir uno que la “corriente actual” es la vida sin vínculos a largo plazo (la famosa vida líquida de Baumann).

Pero eso no es la moda: moda es la opción que tiene más seguidores. Y la cultura de la desvinculación, en la que tan arduamente trabaja nuestro gobierno, NO tiene más seguidores.

Quizá sea una tendencia pero dudo de su alcance final. Lo que indican las estadísticas es que cada vez más gente vive sola (no tengo tiempo para buscar links mejores), y evidentemente la gente que vive “en pecado” es mucho más ahora de lo que era hace medio siglo. Pero siendo una cantidad creciente (y aquí teneis datos del CIS), no creo que fuera mayor hace 5 siglos, por ejemplo. Hace 5 siglos Fernando el Católico tenía una “pareja con hijos” cada 30 kilómetros, Colón tenía hijas ilegítimas, los papas y cardenales tenían hijos ilegítimos…

En aquella época sí era moda tener un modo de vida “disoluto”. No en ésta. Ésta es bastante puritana en el fondo.

Y además sabemos que la familia es la institución más valorada, y una familia estable es lo que  la gran mayoría sueña con tener.

Así que insisto, no voy contracorriente, simplemente sé cual es el mejor atajo.

Y me gustaría dejar claro antes de acabar, que son respetables todas las personas y plausibles la mayor parte de las opciones. Quizá lo “incorrecto” sea decir que creo  que  unas opciones son mejores que otras para alcanzar el objetivo final.

Y en este caso la mía es la mejor.

Y no, no todo lo que hago es siempre lo mejor, por ejemplo, no hago todo el deporte que debiera (por más que los médicos me lo recomienden), ni duermo con la regularidad que merece mi ancianidad. Y sé que los médicos tienen razón, pero tengo algunas razones , vulgarmente conocidas como excusas, que me impiden seguir el camino más eficaz para tener una vejez saludable.

Anuncios

17 Responses to “Nadar a contracoriente o estar dejando atrás al pelotón.”


  1. 1 mavaher 12 mayo 2010 en 12:08 pm

    No puedo dejar de comentar este post ya que llevo dándole vueltas desde anoche cuando lo leí.

    La verdad es que creía que con el tiempo, que con las diferentes circunstancias de cada uno, puedes ir cambiando de opininón y lo que puede que antes no vieras con tan buenos ojos, lo empiezas a ver como normal. Y puede ser que sea más normal la vida “en pecado” temporal, por las circunstancias de esta sociedad en la que se estudia hasta casi la edad de jubilación, la incorporación al mercado laboral es muy tardía, la adquisición de una vivienda es un reto casi imposible para ciertas edades y niveles adquisitivos (seguro que la lista podría extenderse), Todo esto hace que el no esperarse a casarse para emanciparse de los padres sea más habitual.
    Eso no justifica la corriente de vivir sin ataduras que se está extendiendo. En la que las relaciones a largo plazo no se plantean, se vive el momento, los divorcios son cada vez más frecuentes y los hijos que ya no saben cuál es su unidad familiar, ya porque tienen media, una o varias. y casarse? para que?
    Así que estoy de acuerdo en que no se va a contracorriente sino todo lo contrario. Los liberales dicen “hay que evolucionar” y para mi lo que hacen es desevolucionar. Cada vez conozco a más gente que quería esa libertad que te da el no tener una pareja para toda la vida y que cada vez son más infelices.
    y porque las relaciones ya no son para siempre?
    seguro que el gobierno ya ha cambiado lo de “en lo bueno y en lo malo” por “en lo bueno y hasta que uno de los dos se canse o encuentre algo mejor”.

    • 2 JosePe Garcia 12 mayo 2010 en 12:32 pm

      Quiero antes de empezar emitir una disculpa no pedida: yo soy bastante inquisitorial, y por tanto no “juzgo el fuero interno” de las personas. -esta frase debe ser leída 18 veces antes de ser interpretada-
      La emancipación de los padres es algo que la generación de mis padres veía mal, incluso para casarse.
      Sin embargo en otras culturas, menos humanas quizá, los padres expulsan a sus hijos en cuanto pueden.
      Eso no tiene que ver con casarse o no. Son dos conceptos diferentes. En otras culturas más humanas, el que se casa trae a su mujer a casa. Los romanos seguían viviendo con el pater hasta que este moría, si querían heredar algo claro.
      Por otro lado recomiendo la lectura de este artículo.
      Y por último creo que no todo el mundo (probablemente nadie) está preparado para vivir toda la vida con una sola pareja. Por eso, desde mi punto de vista católico, un milagro como la vida “para siempre” con la pareja de uno, exige un sacramento. Pero el sacramento a su vez exige un compromiso previo.
      Y si no te vas a comprometer, es mejor no comprometer a los demás. Quiero decir con ello que, mi opinión, por ahora y mientras mis hijas no cumplan 16 años, es que es preferible la vida en pecado durante unos meses con el tío que le sorbió los sesos, a que se case “para toda la vida” con ese tarado. Aunque de resultas de ello, uno tenga que hacer suyo un nieto. Que por otro lado seguro será una bendición de Dios, como son todos los niños.
      A lo mejor me paso de liberal, y como dice aquel, cuando mis hijas tengan 16 años pasaré a ser un neocon… Pero para entonces ya no tendré ni blog ni nada.

  2. 3 FirstReply 13 mayo 2010 en 8:35 am

    Eso de nadar contracorriente o ir detras del pelotón me suena a ser un salmón o un borrego.¿es obligatorio ser una cosa o la otra?, ¿no se puede ser un león o una jirafa?

    ¿Como te enseñaron a vivir tus padres? Te decían, haz lo que hagan los demás, si se tiran por un puente, tú detrás, ¿o te decían que hicieras lo correcto?

    Hacer lo que hace todo el mundo, seguir la corriente y comportarse como un borrego, es lo que los políticos quieren que hagamos (los de derechas y los de izquierdas, que en ese aspecto,tambíen, son todos lo mismo).

    Puedes ser lo que eres y enseñar a tus hijos lo que tú crees que es lo correcto o puedes engañar a los demás y no decir lo que piensas y dejar que tus hijos sean borregos. En este último caso atente a las consecuencias cuando se hagan mayores (de la otra forma también pero no será culpa tuya).

    Yo lo tengo claro, a mis hijos les digo lo que yo pienso, también les digo lo que yo creo que es correcto, ya se harán mayores y se darán cuenta de que me equivoco, o se equivocarán ellos.

    Hacer que tu hijo sea como la chusma (la gente como gente es chusma (para mi) las personas, la individualidad es sagrada (Dios nos hizo a todos y cada uno a su imagen y semejanza)) es como decirle si juega a baloncesto que no se esfuerce, que no gane, si va a clase que sólo tenga un cinco, ni más ni menos, que se esfuerce en estar justo en la media, que se peine como los demás y se vista como todos… Puedes anular tu personalidad y la suya para que no tenga muchos problemas sociales ni adaptativos y así ZP y Rajoy estarán seguros de que tienen a otro que les vota y que no se puede cambiar esto.

    (jo, que ancho me he quedado)

    • 4 JosePe Garcia 13 mayo 2010 en 9:34 am

      First,
      no me queda claro si estás a favor, en contra o sólo te has querido quedar ancho.

  3. 5 FirstReply 13 mayo 2010 en 1:21 pm

    Decían los Punks allá en los 70 que en un mundo de corderos preferían ser lobos y yo siempre he preferido ser “punky que maricón de playas” (cito textualmente a Siniestro Total, no es un comentario homófobo)

    No creo que nades a contracorriente haciendo lo que crees que es lo correcto, pero si lo haces no pienses que eres el único, los salmones intentan subir todos, otra cosa es que por el camino vaya quedando gente.

    Otra cosa ¿en que época hacer lo correcto no ha sido ser distinto? ¿desde cuando ha sido facil hacer y decir lo mismo y que esto sea lo justo?, a alguno lo crucificaron por eso y más cerca y en España, no hace tanto te pegaban un tiro, y ahora entre otras cosas te tiran de la carrera judicial (no lo digo por Garzón el que no llegó a Ministro, sino por Calamita)

    Además el pelotón es un rollo, lo que mola es ganar por una buena escapada en solitario.

  4. 6 MariaJose 14 mayo 2010 en 8:39 pm

    Estoy de acuerdo con lo que dice FirstReply sobre que en todas las épocas, desde hace 2000 años, ha sido igual. Pero estábamos avisados, que conste. Oye, me encanta la imagen de los salmones, yendo contracorriente pero todos juntos. ¡Me pido ser un salmón! No sabes lo que la voy a utilizar… Hasta tengo el dibujo ya en la cabeza.

    Lo que me ha puesto los pelos de punta es el informe sobre la juventud española que hay en el enlace “sueñan con tener”. Eso sí que es una panda de borregos, estadísticamente hablando, claro. Resulta que su criterio es el que marcan los media y los políticos aunque sean cosas contradictorias entre sí.

    Y lo de formar una familia estable, ya lo pueden ir olvidando, no casa con el resto de ¿valores? que tienen, las cosas realmente buenas son de satisfacción diferida y edificadas sobre principios firmes, o sea, que no tienen la menor posibilidad. Está muy bien desear pero hay que trabajar para conseguir y esta segunda parte no la tienen clara. Me rectifico, en realidad tienen clarísimo que no lo van a hacer, así que como no encuentren a un genio concededeseos…

    Ahora quedaría bien que alguien dijese: “pero no todos son así”, “hay una parte de la juventud que es muy sana” y cosas similares. Pues vaya descubrimiento de la pólvora, eso ya lo sé, de hecho conozco a muchos jóvenes que no son así, pero hay la suficiente cantidad como para arrastrar a la sociedad entera (Josepe ¿no habías escrito sobre esto en un artículo en el que aparecía un tío excéntrico o algo así?)

  5. 7 Lourdes 16 mayo 2010 en 8:56 pm

    Somos muchos los que pensamos como tú. Lo que no tengo claro es si realmente vamos contracorriente o estamos estancados o incluso a favor de la corriente, porque es posible que los que no piensen de este modo hagan más ruido pero no sean más en número. Además, hay que considerar el efecto multiplicador: detrás de los datos que muestras hay dos personas y sólo con que una no quiera seguir el camino natural y a la otra le dé igual, ya aumenta el número en cuestión. La indiferencia, la ignorancia y la búsqueda errónea de la felicidad producen estos efectos.

  6. 8 FirstReply 17 mayo 2010 en 8:44 am

    La verdad es que estoy pensando en irme a vivir en concubinato para llevar la contraria, porque como todos los que leemos este blog somos unos meapilas, nadie nos lleva la contraria y así es un rollo, molaría que tuvieses algún amigo de los que no van a misa los domingos o que si lo tienes le dijeses que lea el blog para que nos de un poco de cañita y nos haga pensar (por desgracia yo soy de los que se lo cree todo hasta que me llevan la contraria, me dan en los morros y entonces pienso el porqué de las cosas para poder volver a tener la razón)

    Pues eso.

  7. 9 Jordi 17 mayo 2010 en 10:14 pm

    Hola,

    Pues voy comentar un poco de lo que hablais. FirstReplay pedia alguien que no vaya a misa los Domingos… pues aqui teneis a uno.

    Ir contracorriente…no se si es posible ir contracorriente, es una cuestion de numeros? si piensas como el 50% -1 vas contracorriente? Iban contracorriente los dinosaurios antes de extinguirse? Creo que es cuestion de perspectiva, entorno cultural … probablemente lo que vosotros considerais como ir contracorriente en España en estados unidos seria todo lo contrario.
    ¿ Es ir contracorriente algo intrinsecamente bueno ?

    Creo que esa es la cuestion. Parece que ir contracorriente es simbolo de tenacidad o fuerza a la vez que uno siente una simpatia o caridad casi intrinseca a aquel que va “en contracorriente”… Gandhi, Mandela, el mismo Jesus en su epoca o porque no Alemania, Sudafrica o los ladrones de “la estanquera de vallecas” durante un tiempo fueron contracorriente y levantaron simpatia… y tambien antipatias. Gandhi contra Los Ingleses, Mandela contra el Apartheid, Jesus contra Roma, Alemania contra el mundo, Sudafrica contra la mayoria negra de su pais y los estanqueros contra la policia… Cada uno de ellos son ejemplos de ir contracorriente… casi todos extremos, si, pero contracorriente. El problema de ir contracorriente es que implica un punto de vista confrontacional, (y, no confrontacional entre me gusta la sal y a ti el azucar… nops), sino en aspectos “fundamentales” o “radicales”…

    ¿ es bueno o malo ir contracorriente ? pues si vosotros sois felices creyendo en Dios… pues palante, y que os de igual si los demas creen o no, pero que no os sirva la confrontacion (ir contrracorriente) para reafirmaros en vuestras ideas.

    Recuerdo, que alguien me dijo que era ateo para asi evitar pensar que iria al infierno y poder “pecar”, yo le conteste que si el pensara que no habia cielo todo su esfuerzo por no “pecar” seria en vano… estabamos empatados, pero yo no necesito una idea de cielo para no robar, no ponerle los cuernos a mi novia, dar un euro a alguien necesitado o no matar a nadie. Y creo que ahi es donde diferimos y creo que estais “anticuados”, no es necesaria la religion ni la espirtualidad para no ser un cabron, pero si las enseñanzas de JC, la recompensa del cielo y el castigo del infierno os sirve para ser mejores en la sociedad pues a mi me parece estupendo.

    Pd: no creo que vayais contracorriente, solo teneis maneras distintas de conseguir lo que todos, la felicidad.

    Un saludo

    • 10 JosePe Garcia 18 mayo 2010 en 10:17 am

      Jordi, gracias por participar. Creo que (por culpa de lo desordenado que es este blog), hemos mezclado dos cosas… Una es la petición de que alguien vaya en contra de la opinión mayoritaria de este blog. Y la otra es el análisis del concepto “ir contracorriente” que por lo que te he leído, comparto completamente tu análisis.
      Quizá lo más importante, es que no has entendido porqué queremos que nos lleven la contraria (al menos First y yo mismo) y es porque nos permite comprender y contrastar nuestros prejuicios. Nada me fastidiría más que darme cuenta demasiado tarde de que estaba equivocado. Pero mientras mis oponentes piensen lo mismo que yo es muy difícil razonar adecuadamente.
      Por ejemplo, el hecho de que me califiques como anticuado, o que consideres que la religión es un mal menor… me llevará a reflexionar sobre mis propios prejuicios. Aunque en un primer análisis quiero creer que el que tiene prejuicios erróneos eres tú.
      Por último, al escribir lo que sé o no sé, siempre me doy cuenta de que hay muchas cosas que escribimos y en realidad no sabemos (como por ejemplo lo que has dicho sobre Jesús y Roma es típico prejuicio de marxista-revolucionario de los años 60 que ha calado en la sociedad.

  8. 11 FirstReply 18 mayo 2010 en 9:33 am

    Jesús no iba contra Roma, lo intentarón con aquello de la moneda y ya dijo que al Cesar lo que es del Cesar, pero bueno…

    Yo no creo que vaya contracorriente, de hecho, creo que tener un estilo de vida distinto a lo que “la tele” (que es lo más genérico y progre que existe) pide , eso para mi no tiene porqué ser un Salmón, también puede ser un León o una Jirafa.

    El punto no es si crees o no, que se sabe mal por tí, sino que los que viven en concubinato entienden que es una lastima no creer que se puede amar para toda la vida a la misma persona o encontrar cada cierto tiempo una persona que se adapte lo más posible… o eso creo.

  9. 12 MariaJose 19 mayo 2010 en 8:31 pm

    Hay un viejo dicho oriental, a cuenta de los jinns: ten cuidado con lo que deseas porque puede hacerse realidad. ¿Seguro que queréis un poco de caña? Pues ahí va una ración. 🙂

    En primer lugar, ir a contracorriente significa ir en contra de la opinión general de tu entorno (el europeo, en nuestro caso). La opinión general no siempre coincide con la del “mundo virtual”. Por eso no creo que compararte con lo que ves en la tele, como dice FirstReply, sirva para definir si vas a contracorriente o no. La opinión general no es tan difícil de conocer, de hecho el “mundo virtual” la conoce aunque a veces la oculte, basta vivir en el mundo real.

    En segundo lugar, todo el mundo alguna vez y en algún tema va a contracorriente y todo el mundo alguna vez y en algún tema va a favor de la corriente. Pero esto no es significativo. Ir a contracorriente, así a pelo, significa que tu cosmovisión no coincide con la cosmovisión dominante. Por esto no estoy de acuerdo con la mayoría de los ejemplos que ha puesto Jordi (ni con Josepe que los sanciona). Los dinosaurios no pensaban, ir a contracorriente es un concepto del mundo de las ideas. Ni Gandhi ni Mandela fueron a contracorriente sino contra una minoría que ostentaba el poder. Prueba: ¿puede triunfar una resistencia pacífica si no la apoya la mayoría? Lo de Hitler con Alemania aclamándole, el pacto de Munich y el tratado de no agresión con Stalin muy a contracorriente no parece que sea, la verdad.

    En tercer lugar, ir a contracorriente no es ni bueno ni malo en sí mismo, depende de si la corriente contra la que vas es buena o mala. Esa idea de que los que van a contracorriente causan una simpatía instintiva es muy progre pero completamente falsa. Por ejemplo, los cátaros iban a contracorriente en su época y a mí me parecen bastante patéticos y peligrosos, la verdad. También creo que nuestra sociedad es apóstata del cristianismo así que un cristiano a la fuerza debe ir a contracorriente. Por eso entiendo la imagen del salmón pero ¿qué pintan las jirafas o los leones?

    Por último, Jordi, me alegro de que hayas entrado a comentar, espero que vuelvas. Si lo haces espero que te apetezca discutir sobre: “si sois felices creyendo en Dios” (la fe es algo mucho más serio que un estado de ánimo que puedo conseguir con una pastillita), “que os de igual si los otros creen o no” (¿de verdad crees que soy tan egoista como para no querer que los demás se salven? No sabes lo que dices), “yo no necesito una idea de cielo…” (yo no sigo a Jesucristo por la recompensa o el castigo, como si fuera un perrito, sino por amor), “no es necesaria la religión ni la espiritualidad para no ser un cabrón” (bueno, quizá, pero da la casualidad que los mayores criminales de la historia han sido personas que no creían en la trascendencia. Además, ¿de dónde se cuelga la ética sin trascendencia?)

    P.D. ¿Así está bien de caña?

  10. 13 FirstReply 21 mayo 2010 en 9:21 am

    Estoy de acuerdo con Maria José en el tema de que no siempre y en todos los temas se va a contracorriente por eso creo que el simil del salmón no es correcto para la vida de una persona sino sólo para algunos aspectos, y por eso no me defino como un salmón sino más bien como un león o una jirafa, pero nunca como un borrego ni como un ñu. (por eso lo del zoológico)

    Si eres hombre español te debe gustar el futbol, si eres uno de esos que se deja una pasta en ver al Valencia, o paga canal plus para tragar futbol, es lo normal, si NO te gusta el futbol eres raro, si te gusta el voleybol ya eres un poco más raro, pero si en lugar del voleybol lo que de verdad te flipa es el Skate y ya tienes 40 años y continuas gastandote dinero, menos que una entrada de futbol en comprarte tus tablas o rodamientos, lo que eres es un flipao…..¿porque?….. estereotipos….

    Cuando hablaba de la TV, me refería a que es una máquina de ingenieria social, o así lo veo yo, en la que la gente ve reflejada cosas que a lo mejor no existen pero que, al final, por imitación acabarán siendo realidad, … o eso es lo que desde los mass media se pretende.

    Estoy de acuerdo con Jordi en que no hace falta creer en Dios para ser buena persona, de hecho, se puede creer en Dios y en el infierno y no ser bueno (el que esté libre de pecado que tire la primer piedra), pero lo que creo que se hablaba aquí, aunque el blogguer nos indique otros derroteros de la Compañía de Jesús de lo que hablábamos es del amor de tu vida para siempre y de la transcendencia de eso en la vida espiritual o de relaciones maritales sin un vínculo civil o canónico, porque no nos unen los papeles (exepto para la pensión y para otras cosas monetarias) esto es sin un “para toda la vida” firmado ante un funcionario, que se puede romper o firmado ante Dios, que no se puede echar atrás.

    En eso tengo que decir que aunque tengas la mejor mujer o el mejor marido, sin paciencia, trabajo y la ayuda de Dios durante todo el tiempo, es casi imposible aguantar (o sin el casi). Pero no es ir contra corriente sino querer lo que todo el mundo quiere, otra cosa es que se atreva.

    • 14 JosePe Garcia 21 mayo 2010 en 1:35 pm

      First, lo has clavado. Creer en el matrimonio para siempre como el sitio donde se expresa mejor el sexo y el amor conyugal no es ir contracorriente, es ir más rápidamente hacia el objetivo.

  11. 15 MariaJose 22 mayo 2010 en 10:22 am

    Hay que ver lo que da de sí un concepto en apariencia tan trivial como “ir a contracorriente”.

    Si no lo he entendido mal, cosa que es muy posible, Josepe cree que es malo, Jordi cree que es bueno, FirstReply no cree que exista y yo creo que depende de cual sea la corriente.

    ¿Esto es lo que se llama nominalismo? 🙂

    (Josepe, un poco más de cañita, pedid y si os dará. Si me paso me borras, plis: ¿Cómo le dices a FirstReply que lo ha clavado? A mí me parece que no pensáis igual en absoluto. O tal vez es que efectivamente lo he entendido todo mal.)

    En fin, ¡feliz Pascua de Pentecostés a todos! A los leones, a las jirafas, a los salmones y a las truchas. Y también a los borregos y a los ñus.

    • 16 JosePe Garcia 22 mayo 2010 en 5:46 pm

      MaJosé, algo no he explicado bien. No creo que ir contracorriente sea ni bueno ni malo. Igual que ser coherente con las propias convicciones no es necesariamente bueno. Mi reflexión surgía de la preocupación de mi, cada vez más, santa esposa, acerca de la dificultad de explicarles a nuestros hijos nuestro modo de vida cuando aparentemente el mundo va al revés. Y en ese sentido decir que “vamos contracorriente” es un modo de admitir las posibilidades de caer derrotado. Sin embargo yo proponía que concretamente en ese caso, yo no me consideraba a mí mismo como un “nadador contracorriente” sino más bien como el escapado del pelotón, que es una manera más positiva de verlo.


  1. 1 Lo que hay detrás del éxito de una idea o un proyecto « La Parálisis del Análisis. Trackback en 21 mayo 2010 en 6:26 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Blog Stats

  • 156,713 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: