Archivo para 17/07/10

Orientarse es mirar hacia Oriente

Ayer fuimos a Bedford (conduje yo por la izquierda) y aparcamos enfrente de una mezquita, justo a la hora a la que salían de sus rezos los musulmanes allí congregados.

Como eran muchos y aquí todos visten con chilabas y demás, evidentemente ese fue uno de los temas de conversación.  Uno de los aspectos que salió, como no podía ser de otro modo, es el tema de la oración mirando a la Meca. De hecho es un tema interesante más allá de que vendan alfombras con GPS y brújula incorporado.

Hoy, curiosidades del destino, he aparecido en esta noticia:

Los musulmanes indonesios han estado rezando en la dirección equivocada

He leído la noticia y me ha recordado dos o tres cosas que quiero escribir (como siempre para comprobar mis ideas).

En primer lugar Orientarse es dirigirse hacia Oriente. Para los europeos en Oriente estaba Jerusalén, así que las Sinagogas se orientaban hacia oriente. (No tengo ni idea como se dice orientarse en ruso). Pero seguro que no se parece en nada a Oriente. Los judíos en sus sucesivas diásporas desearon siempre volver a Jerusalen, la tierra prometida, y por eso en su dirección oraban.

También como era de esperar los primeros templos se construyen orientándolas hacia Oriente. Pues muchos de los primeros templos eran sinagogas.

De este modo el pueblo en el templo rezaba mirando a Oriente. Y también el sacerdote durante la parte importante de la misa. Creo que leí en un libro de Ratzinger algo así como que “el sacerdote es en ese tipo de celebraciones como el capitán de la nave que avanza hacia Jerusalen”.

Por ello celebrar la misa “de espaldas al pueblo” era en realidad celebrar la “de cara a Dios”. Ese tema lleva a una interesante discusión pero me ha gustado este artículo y ahí lo dejo.

Cuando tenga otro rato escribiré sobre dos ideas más que me ha inspirado ese artículo: una es sobre la importancia de la famosa “lentitud vaticana” y otra es sobre la importancia de guardar las formas, aunque de hecho no sean muy relevantes.

Anuncios

Planning versus “Pensat i Fet”

Llevo casi 5 días en Cranfield, donde se supone que tengo más tiempo y ni siquiera he podido escribir en el blog.

Tengo la impresión (tengo el convencimiento) de que peco de falta de planificación.

Es verdad que a veces la realidad me supera, quizá demasiadas cosas en demasiado poco tiempo.

Pero en general (y esto es un examen de conciencia en toda regla) es simplemente falta de planificación.

“Pensat i fet”.

En realidad no hay nada como venir a un sitio donde todo está planificado para darte cuenta lo poco planificados que somos en España (concretamente yo mismo).

Cuando llegué la profesora que me recibía me dio hora para dos días después a las 1130. Llamé a otro profesor y me dió hora a las 1100 del mismo día. Le dije que tenía otra reunión a las 1130, y el me dijo que también él tenía una reunión.

Nos reunimos a las 1100 y luego a las 1130, y a las 1200 ya había acabado las dos reuniones.

Podríamos calificarlo de falta de cortesía, pero en el fondo es  productividad. No son mis amigos, no pretenden serlo, simplemente vamos a trabajar en común.

Ellos tenían un plan, y mi “aparición” les destrozaba el plan. Pero contuvieron los daños y salieron victoriosos.

Hace un tiempo estaba en una fábrica grande en Valencia donde han montado un sistema de gestión muy interesante. El sistema de gestión implica para 4 horas semanales la fábrica. CUATRO HORAS.

CUATRO HORAS SOBRE 40. Según los japoneses que montaron el sistema en menos de CUATRO HORAS no se puede planificar nada. Y si no se puede planificar no se puede ejecutar.

Quizá, sólo quizá, los dramáticos datos sobre productividad en España están ligados a que no nos gusta planificar, porque somos buenos (o eso creemos) en improvisar.


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Blog Stats

  • 159,284 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: