Maximiliano Kolbe


Hoy es San Maximiliano Kolbe. Este santo de la Iglesia Católica es un ejemplo interesante (todos los santos canonizado lo son), pero éste me llama mucho la atención.

No sé muy bien este Santo siempre me ha llamado la atención. Mi parroquia en Benimaclet estaba bajo su advocación. Y siempre me resulto curiosa la imagen de un santo con un traje a rayas.

Su historia elemental es bastante sencilla: un sacerdote católico ofrece su vida a cambio de la de un padre de familia  judío en Auschwitz.

Pero si eso mismo es interesante (alguien da su vida por otro al que no conoce)  la letra pequeña también lo es.

En primer lugar el hecho de que fuera un sacerdote católico. Es evidente que los nazis tenían algo especial contra los judíos, pero también es cierto que a los cristianos, y específicamente a los católicos, tampoco les tenían en mucha estima… Y este es un buen ejemplo. Aunque los judíos que se dedican a la Shoa, prefieren decir que fue detenido por dar asilo a 2000 judíos en su convento.

Además la idea de que el prisionero que fue salvado era judío parece molestar y ha ido desapareciendo poco a poco. Así por ejemplo en la referencia de la wikipedia no figura que el intercambiado fuera judío, ni siquiera en la necrológica del intercambiado que publicó el New York Times. Para tener referencias sobre el origen judío del intercambiado aquí hay un buen resumen.

Otra circunstancia que se desconoce de San Maximiliano Kolbe es que no era un hombre al final de su vida, o con ganas de morir, o sin nada que hacer.

De hecho intercambió su vida de 47 años por la de un hombre de 41. Pero, con las ganas de vivir y de luchar de un hombre que había fundado varias revistas y emisoras de radio en Polonia y en Japón, que tenía millones de lectores  en el Japón (eso lo aprendí cuando leí Requiem por Nagasaki). Que en el campo de concentración se dedicaba a atender y animar (de hecho los compañeros presos se enfadaron con el intercambiado por haber aceptado el trato).

Y sobretodo, como demostración de que no quería morir, está el hecho de que la condena era a morir de hambre, y cuando pasaron tres semanas sin morir, decidieron matarlo con una inyección de fenol para poder utilizar la celda con otros.

Y escribiendo esto me he encontrado con esta cita de Martin Luther King: “Cowardice asks the question ‘Is it safe?’ Expediency asks the question ‘Is it politic?’ Vanity asks the question, ‘Is it popular?’ But conscience asks the question, ‘Is it right?’

De todos modos, lo más escalofriante cuando pienso en Kolbe y en su intercambiado (Franciszek Gajowniczek) es el hecho mismo de los campos de concentración: La existencia de hombres cultos y educados que no tienen reparo en humillar y matar a otros hombres. Prisioneros dispuestos a ser los carceleros de otros prisioneros. Gente, mucha gente… mirando para otro lado. Y siempre la misma escalofriante pregunta: ¿hubiera sido yo uno de esos?

Anuncios

3 Responses to “Maximiliano Kolbe”


  1. 1 Josema Nuel 16 agosto 2010 en 8:23 am

    ¿El post ha quedado inconcluso o me lo parece a mi?¿O es una técnica bloguera para que el lector quede a la espera de más? Muy interesante lo que escribes, pero termínalo y cuéntanos tus pensamientos escalofriantes.

  2. 2 Lourdes 18 agosto 2010 en 11:36 am

    Yo creo que el post no está inconcluso, sino que es una propuesta de reflexión lanzada para cada uno. De todas formas, no creo que se pueda contestar “en frío”. Hay que verse en la tesitura correspondiente para ver cómo reaccionamos.

    A mi también me ha llamado siempre la atención este santo con su traje a rayas (la imagen que hay en Benimaclet es muy bonita) porque hizo lo más valiente que puede hacer un ser humano: dar la vida por otro. De hecho, en su canonización estaba presente el judío por el que se cambió y su familia al completo en señal de agradecimiento. Su buen ejemplo me devuelve a la pregunta del bloguero: ¿hubiera sido yo uno de esos?

  3. 3 GabyLon 7 septiembre 2010 en 10:47 pm

    Tuve ocasión en Julio de estar de trabajo en Polonia y me pasé una mañana por Auschwitz.Tras una hora de ver barracones y barracones donde se hacinaban a los presos un joven inglés preguntó a la guía.¿pero…por qué hicieron todo esto?,la mujer fijando la mirada contestó que eso no lo podía responder en dos horas de tour y que cada uno tendría que sacar sus conclusiones.Tras pasar por el barracón de Menguele donde hacía sus experimentos con “seres humanos”,llegamos a la celda de SAN Maximiliano Kolbe y recordaba “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl.Cada uno podemos cambiar nuestro destino y lo tengo claro,nuestro temor o valentía somos nosotros mismos.Siempre nos escudamos en el exterior y nos apocamos con excusas banales.Volviendo a la pregunta de que haríamos en un caso tan comprometido,realmente no tengo respuesta ; Solo comentar que debemos defender nuestras ideas y muestro núcleo familiar;No me voy por otros derroteros,pero sin llegar a dar la vida como Kolbe podemos luchar por la injusticia actual,de hoy,de matar a niños,eliminar ancianos,que a nuestros hijos les enseñen lo bueno que es ser gay,etc,etc….y luchando por la injusticia nos encontraremos a nosotros mismos y con ello una razón de ser.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
agosto 2010
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Blog Stats

  • 151,099 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: