Repensar la Teología


Proponía Donan un tema muy interesante, “[la teología tiene] ante sí un problema (la teología siempre ha avanzado así) fascinante, que consiste en repensar las relaciones ciencia y fe

A mí por lo menos me lo parece. Me inclino a pensar que debe ser pensado y repensado desde una nueva dimensión. Pero soy incapaz de saber cual.

Se me ocurre que un modo de hacerlo es al modo científico. Es decir observemos la realidad, planteemos las paradojas que nuestro actual modelo de fe plantea y resolvámoslas…

Pero no intentemos convencer a los “científicos”. Pues estos no están en condiciones de conversar con nadie. Pues no saben nada (saben todo sobre nada, pero muy poco o nada sobre todo lo demás).

Y mientras resolvemos las paradojas se me ocurre que podríamos dedicar un cierto tiempo a difundir la idea de que la opinión de los científicos sobre temas genéricos es básicamente inútil y esencialmente hipócrita. Inútil en tanto que no aporta nada, e hipócrita en tanto que afirma, desde el valor que le da que en su trabajo aplica el método científico, cosas y verdades para las que no lo aplica en absoluto.

Tengo ya escrito que  la época en que se repensó concienzudamente por última vez es apasionante y creo que la nuestra es una época menos apasionante por abrumadora. En el siglo XIII había poca gente en un entorno en el que el viaje hacia el conocimiento se hacía hacia el centro. Los pensadores viajaban hacia la teología y la filosofía desde saberes dispersos, y desde ese punto intentaban dar respuesta a las necesidades y preguntas de la época.

En el sicglo XVI el conocimiento ya se había liado un poco. Pero sin embargo el camino hacia el centro seguía siendo el único camino. Por eso los teólogos de la Escuela de Salamanca llegaban a las mismas conclusiones hace 500 años que los economistas del siglo XX.

Pero ahora no viajámos hacia el centro, sino hacia la periferia. Lo que sabe un profesor de universidad sobre un determinado campo es incluso parcial en su campo(1).  Los investigadores no pretenden saber algo sobre todo, sino todo sobre nada. (2)

De verdad no creo que la teología pueda conversar con la ciencia. Porque la mayor parte de los científicos (y hay muchos) desconocen prácticamente todo del mundo. Pero se situan en un pedestal sobre todos los demás. (3)

Desde la  soberbia que le da a la ciencia saberse el origen del último desarrollo para curar un Linfoma Folicular cualquiera nos puede dar lecciones de ética (4) .

(1)Como dice un amigo mío, “el éxito en la publicación de papers consiste en encontrar un nicho sobre el que publicar y esforzarse en evitar que otros lo encuentren”.

(2) Así, Dawkins puede afirmar que no tiene ni idea de lo que habla Hawking, lo que no le impide estar de acuerdo con él”“I know nothing of the details of the physics but I had always assumed the same thing.

(3) Pueden afirmar que lo que dicen las matemáticas no es aplicable a la física, o aceptar sin pestañear que lo que afirma la biología es incompatible con lo que afirma la termodinámica.

(4), (olvidando por cierto que fue la ciencia quien inventó la bomba atómica o que fue un científico el que sabiendo como curar la mixomatosis se cargó todos los conejos europeos y con ellos las águilas, los linces y hasta las mariposas…)

Anuncios

7 Responses to “Repensar la Teología”


  1. 1 MariaJose 13 septiembre 2010 en 6:56 pm

    TÍTULO. Una utilización del método científico en el área de comentarios.

    Dedicada con cariño a Josepe y todos los comentaristas 🙂
    Y a mi mamá que no me lee 🙂 🙂

    DEFINICIÓN. El diccionario de la RAE define cientificismo como

    1. m. Doctrina según la cual los métodos científicos deben extenderse a todos los dominios de la vida intelectual y moral sin excepción.

    2. m. Teoría según la cual los únicos conocimientos válidos son los que se adquieren mediante las ciencias positivas.

    3. m. Confianza plena en los principios y resultados de la investigación científica, y práctica rigurosa de sus métodos.

    4. m. Tendencia a dar excesivo valor a las nociones científicas o pretendidamente científicas.

    NOTA A LA DEFINICIÓN: Los católicos la hubiesemos definido con menos palabras como “idolatría de la ciencia”.

    PROPOSICIÓN. Los conjuntos de cientificistas y científicos tienen una intersección no vacía pero no son coincidentes.

    DEMOSTRACIÓN DE LA PROPOSICIÓN ANTERIOR.
    *Existencia: Ambos conjuntos existen porque la ciencia forma parte del saber humano, pero no es el único. Y las personas existen y piensan.
    *Intersección no vacía: En la intersección está al menos el elemento (de conjunto) Richard Dawkins, que es biólogo y se cree que sus afirmaciones sobre metafísica son correctas sin que las sostenga ningún argumento racional, sólo la mofa de los contrarios. Luego no es vacía.
    *No coincidentes: Es imposible que Goedel (científico no cientificista) utilice su teorema de incompletitud para demostrar la existencia o inexistencia de Dios. Es imposible que un necio de la calle, tomado al azar entre los que hablan de células madre o universos paralelos con soltura, pueda explicar porque la distancia más corta entre dos puntos es la línea curva(cientificista no cientifico). Q.E.D.

    COROLARIO 1. No hay científicos y “científicos” sino científicos y cientificistas.
    COROLARIO 2. Una persona dada, arbitraria pero fija, puede ser ninguna, sólo una o ambas.

    RESULTADOS ANTERIORES RELACIONADOS. Los racionalistas del siglo XIX. Utilizan racional contra irracional cuando su contraposición es, obviamente, natural contra sobrenatural.

    NOTAS FINALES Y CONCLUSIONES.
    1.- Los modelos matemáticos en ciencia no se utilizan como parecéis creer según se deduce de los comentarios. Es un hecho cierto que las matemáticas NUNCA, JAMÁS, MAI DE LA VIDA se dan de bofetadas con ninguna ciencia.
    2.- Los modelos matemáticos no tienen NADA, RIEN, RES DE RES que decir sobre la existencia o inexistencia de Dios.
    3.- ¿Que todos los profesores universitarios son científicos? JajajajaJAJAJAAAAAAA.

    • 2 jaracohe 13 septiembre 2010 en 9:59 pm

      Que profundo

    • 3 Juan-Luis 24 septiembre 2010 en 7:35 am

      Me ha encantado el artículo, pero me chirriaba el uso de científico que haces. Por tanto, me ha encantado el comentario de Maria José!! jejejejeje…

      Firmado:
      Físico católico no cientificista (que, por desgracia, a veces hay que matizar, porque el conjunto católicos intersección cientificista también es no vacío)

  2. 4 MariaJose 13 septiembre 2010 en 6:58 pm

    Ya sé que yo normalmente soy una rollera pero esta vez la culpa no es mía. Es que la ciencia requiere su espacio.

  3. 5 JosePe Garcia 13 septiembre 2010 en 8:10 pm

    Maria José, estupendo el comentario… Me pregunto porqué no te lee tu madre… a lo mejor porque escribes en mi blog… que tampoco lo lee la mía???

  4. 6 MariaJose 14 septiembre 2010 en 5:48 pm

    Gracias Jaracohe. Espero que lo digas en serio y no sea un sarcasmo porque yo conozco tu cara pero tú no conoces la mía JUAJUAJUA (la risa ha de ser cavernosa, sino no vale).

    Verás Josepe, mi madre no lee nada de lo escribo ni en el blog ni en ningún sitio. Esto no es obstaculo para que sepa a ciencia cierta (por el archifamoso conocimiento infuso-maternal) que yo soy mucho más brillante que el Joquings ese. Más que nadie. Y más buena y más simpática y más guapa.

    Bromas aparte, a mí el tema me parece interesantísimo para tratarlo en serio. Me refiero a la posibilidad de diálogo entre la teología y el sector que se niega en redondo a aceptar cualquier razonamiento que presuponga la existencia de Dios.

    Hale, me voy a mojar yo. Yo creo que no existe esa posibilidad. ¡Ojo! La discusión no es si con los ateos, materialistas, racionalistas, cientificistas, etc se puede hablar. Es obvio que sí, aquí hay una prueba:
    http://libros.libertaddigital.com/un-dialogo-entre-habermas-y-benedicto-xvi-1276232109.html

    La cuestión es si se puede hablar con aquellos que se niegan a escuchar tus argumentos porque “son religiosos” y como tales son “medievales” (¡qué sabrán estos de la Edad Media, madre!), “irracionales” (pobre razón, en 200 años ha pasado de diosa a puta) y cosas así.


  1. 1 La conversación, el dialogo, la comunicación, la discusión y la argumentación. « La Parálisis del Análisis. Trackback en 15 septiembre 2010 en 11:50 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Blog Stats

  • 159,439 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: