Archivo para 28 octubre 2010

Comunista ejerciente: pepero de facto.

Iba a escribir un post sobre la lotería y la navidad. Ya me han intentado vender lotería en tres sitios. E iba a insistir en mi comunismo ejerciente: no compro lotería porque soy comunista. Pero resulta que eso ya lo escribí hace tiempo.

Y me iba a poner a escribir sobre educación, pero ahora resulta que soy pepero porque comparto con Rajoy que menos asignaturas y más fundamentales (yo lo dijo en mi comentario antes que él)

Además comparto con el PP que me parece fatal que se prohíba el futbol en el cole no sólo en el recreo, sino también en las actividades extraescolares.

Pero yo no soy pepero, voy un paso más allá. Opino que debieran eliminar el recreo, antes de que a un profesor lo enchironen por intentar insinuar que no se debiera consentir que dos tías de 13 años se metan mano en el patio delante de niños de 6 (si es un tío a una tía lo impedirán porque es “abuso machista”).

Pero algo dentro de mi comunismo se rebela con ese ataque pepero: El PP cuando mandó en España y mientras manda en Valencia, no hace nada por mejorar la educación, porque no quiere enfadar a la secta.

Así que he decidido ser anarquista autogestionario. Todavía no tengo claro esto qué es. He perdido dos minutos navegando por internet y no he sacado nada claro ¿puedo ser anarquista autogestionario?

Eliminar la religión de las escuelas.

Cada cierto tiempo me sumerjo en blogs que expresan opiniones completamente diferentes a las mías. Hago un poquito de troll, me discuten cosas, hago ejercicio mental y generalmente aprendo algo.

El método que utilizo es siempre el mismo: voy navegando de aquí para allá hasta que encuentro algo que me llama la atención especialmente. Entonces hago un comentario, siempre un pelín más fuerte de lo que tocaría, para provocar una respuesta y a partir de ahí sigo una cierta conversación, en la que aprendo cosas (siempre se puede aprender algo) y sobretodo me llevo cosas para pensar y reflexionar.

En general los mejores blogs para hacer eso son los clásicos de un tío que ha leído algunos libros (siempre de la misma cuerda porque la otra cuerda ya se la sabe porque se  la trabajaron de pequeño) . Por cierto que  eso le permite afirmar que eligió con pleno conocimiento.

Uno de los comments de aquel post decía algo así como: “menos rezar y más pensar”. La aclaración que el autor del comentario expresa  es la siguiente “Rezar es un proceso que consiste en repetir frases hechas. Pensar, por otro lado, implica razonar, contrastar las ideas con la evidencia, validarlas. Para eso está el método científico, que consiste en elaborar teorías que calzan con la evidencia verificable, y que se descartan si no lo hacen” Yo contesté como supe a ese comentario, y la respuesta fue algo así como “se ve que tenemos diferencias semánticas en las que no vale la pena perder más tiempo”.

En cualquier caso, eso me lleva a una reflexión en la que os invito a debatir

Creo que deberían quitar la religión de la educación en los colegios. Públicos y privados.

Si los padres quieren que sus hijos sepan de religión que vayan con ellos a catequesis todas las semanas. Y si no, ya aprenderan por su cuenta cuando sean mayores.

Mi argumento es el siguiente por culpa de esa hora de religión a la que se “somete a los niños” y donde la mayor parte no aprenden nada (como no aprenden nada de matemáticas ni de literatura)… se pasarán toda la vida diciendo que ellos ya lo saben todo sobre la religión católica… cerrando la puerta al descubrimiento natural.

 

¿el sabelotodo-ignorante nace o se hace?

Gracias por participar e el post anterior

Aunque se ha derivado el debate como denuncia MariaJosé en realidad lo podemos llevar donde nos de la gana.

No estoy de acuerdo completamente con con JosemaNuel, más bien estoy en desacuerdo.

Por resumir: JosemaNuel opina que la ignorancia global que nos rodea (de unos y de otros) ha sido fomentada por el poder actual.

Yo no estoy de acuerdo.

Creo que hay una decisión por parte de los dirigente de la “secta pedagógica” para eliminar el conocimiento memorístico de las escuelas, y dada la falta de memoria poder reescribir la historia. Eso sí creo que ha sido una decisión.

Pero no creo que el analfabetismo inducido de la sociedad sea algo que quiere la clase dominante. Es algo que consigue de una manera perversa.

Me explico. La hiprogresía cree que los creyentes somos incultos, (y los de derechas unos tontos de los cojones)

Pero precisamente por ello que pretende “culturizarnos” a todos…Todos al cole a estudiar EpC.

Pero la cultura no se consigue yendo a clase hasta los 16 años, sino estudiando mucho y de manera ordenada.

Como simultáneamente no quieren “dejar a nadie detrás” por vago que esto sea, en el cole, en la ESO, en el bachillerato, y en la Universidad, lo que obtenemos es un montón de gente que ha leído cuatro cosas y que, con un capacidad de sinderesis nula, es incapaz de entender… peor aún, cree que lo sabe todo…

Así que estábamos como hace 1000 años, pero un poco peor, porque ahora tenemos a mucha gente que cree que sabe.

Hace 100 años al “lisensiado” se le trataba con respeto… ahora cualquier ignorante se saca una carrera y encima cree que sabe algo de antropología evolutiva porque leyó una vez a Dawkins o la publicidad de un libro de Hawking, y sabe teología porque leyó a Dan Brown.

Pero no creo que lo hayan hecho a propósito. Hay cosas que simplemente emergen.

Repartiendo carnets de inculto.

Una de las características del comportamiento hiprógrita es el reparto de carnets.

Un carnet es la versión de bolsillo de una ideología. Un modo para hacer manipulable e inteligible la ideología del otro, y así evitar tener que hablar con él.

A la hiprogresía el repartir carnets le mola. Y el que más le mola es el de inculto.

El otro día unos descontentos con el régimen (y su jefe) gritaron durante el homenaje a los caidos en el desfile de las fuerzas armadas. Probablemente unos maleducados.

La hiprogresía rápidamente repartió algunos carnets: fachas, ultras… e Incultos.

El de inculto es el carnet favorito. Cualquier cosa que escape a su capacidad de comprensión se despacha con un “carnet de incultura”  y a otra cosa mariposa.

No es un rollo de foros de internet, o de “latiguillo”.

Personas de carne y hueso me han dado libros para que lea y me “culturice” en aspectos tan dispares como la religión, el valencianismo o el consumo de drogas.

He de reconocer que al principio me ponía muy nervioso, e incluso he llegado a discutir con el otro, sobre el número de idiomas que hablaba o los libros que había leído.

Afortunadamente me voy haciendo mayor (un poco de cera en las orejas es otra de las claves para la felicidad). Ahora me leo los libros que me dan, aunque sólo sea para demostrarles que ellos (los cultos) no los leyeron.

Propongo a los amables lectores del blog que cuenten cuando fueron llamados incultos-o te miraron con lástima o displicencia- por última vez. Quiero comprobar una hipótesis: En estepais si no te llaman inculto, es que eres un inculto o un heredero sociológico de la cheka.

PD: Yo nunca hubiera abucheado en el momento de la oración por los caídos. No soy tan inculto.

Dar las gracias (revisited)

Hace tiempo, un ser querido me dijo que ser feliz, para un tipo inteligente, era imposible.

Con el único objeto de demostrarle que por una vez estaba equivocado llevo dedicándome muchos años a intentar ser feliz. (He de decir que parto del supuesto de considerarme inteligente, en caso de no serlo mi experimento sería inútil).

Y ahora, muchos años después, creo que voy pudiendo dar las claves de una “situación vital” que quizá no sea felicidad, pero yo le llamo así.

Una de las claves es dar las gracias. Es un tema recurrente en este blog (como muestra un botón) pero es que estoy convencido de ello.

Dar las gracias (de verdad, de corazón) te hace más feliz.

Cuando das las gracias reconoces que no tenías derecho a aquello que has conseguido, que lo has conseguido porque otro u otros te han dado todo o parte de sí… simplemente porque sí, porque quieren, o incluso más… porque te quieren.

Cuando das las gracias te reconoces importante (porque le importas a alguien).

Y esa es una de las bases de mi felicidad… creer que hay quien cree que soy importante.

Me direis que es un poco ególatra, pero voy directamente al último peldaño de la pirámide de Maslow, gratis… gracias a las gracias.

Decía B. Shaw que cuando quería hacer reir contaba la verdad.

Seguir leyendo ‘Dar las gracias (revisited)’

Herederos sociológicos del franquismo

Cada cierto tiempo en “estepais” salen a la palestra los origenes familiares y todos nos vemos obligados a alardear del hambre de nuestros abuelos (no tengo edad para más) o de las correrías delante de los grises de nuestros padres. Yo por mi parte me limito a decir que sufrí la progresista ley general de educación de Villar Palasí, cuna y origen de todos nuestros males.

Una característica de la hiprogresía consiste en insultar al contrario por la afección política de su padre. Y por tanto es importante inventarse rojerío militante en los propios padres y abuelos. Obviando la existencia de los abuelos reales, claro. La suerte viene cuando puedes decir que el tuyo fue represaliado, porque un buen día el policía del pueblo le soltó una leche por mear en la calle.

Una excepción clara se da en los casos en que su padre o él mismo fue del movimiento, pero él (ella o ello) ahora ya profesan la verdad del relativismo hiprógrita. Esos tienen sus pecados perdonados…

Pero necesitaban poder seguir llamando herederos del franquismo a los demás.

Para ellos, hace un tiempo, la prensa hiprógrita, empezó a introducir el concepto de “herederos sociológicos del franquismo”. Un concepto que resolvía un problema grave.

La hiprogresía nacional se dió cuenta que todos, o casi todos, eran herederos de franquistas. Todos esos hiprógritas eran los herederos naturales (hijos), los herederos materiales (pasta) y hasta los herederos políticos (poder) pero había que seguir maldiciendo al otro. Porque el otro sí era franquista… Aunque hubiera nacido en 1983.

Pero la lengua estaba allí para resolver el problema. Un adjetivo “sociológico” sin significado aparente permitía unir los dos sustantivos sin insultarse a sí mismos. Herederos sociológicos del franquismo: eso son todos los que no comulgan con la única religión verdadera y relativa. Todos los que no eran herederos, sin adjetivos, del franquismo.

Es un fenómeno interesante: la mayor parte de los ministros de ZP (el propio ZP y su mujer, González,  la mayor parte de los periodistas y hasta la mayor parte de los políticos locales y nacionales son hijos de gentes de derechas.

Porque toda la hiprogresía es heredera real del franquismo, desde el Rey hasta el más humilde de los Victormanueles (ese hombre).

Me comentaba un amigo francés que es normal. La revolución francesa la hizo la elite francesa.

Y es ahí donde encuentro la única explicación: la lógica del poder se aprende en casa.

Los que saben manejar el poder, lo saben porque lo mamaron en casa. Y los que nunca han mandado, no saben cómo se hace.

Y los que ahora estamos en contra, hubiéramos estado en contra antes, porque en realidad no sabemos estar a favor…

Y los que están a favor, hubieran estado a favor antes. A favor del viento claro.

Y toda la gente, de buena fe, tanto de izquierdas como de derechas, del extremo de arriba y hasta los de ultracentro, nos creemos que los que mandan lo hacen por ideales.

Y en realidad lo hacen porque es lo que han hecho siempre, hereditariamente hablando, claro.

Y que han hecho: Pues lo de siempre mandar. Mandar(nos a la m.)


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
octubre 2010
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Blog Stats

  • 151,150 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: