Archivos para 24 noviembre 2010

Colapso emocional

Hace tiempo que no escribo. Circulan por la web diferentes rumores casi ninguno completamente acertado. No es cierto que me haya hecho de una secta que prohíbe el uso de internete, ni tampoco que haya perdido la facultad de hablar después de hacerlo durante dos horas sin parar (de hecho algún día intentaré competir con Fidel).

No es cierto el rumor de que me ha ocurrido algo similar a lo que le pasó al Aquinate al final de su vida. Aunque es cierto que alcancé una cierta situación de colapso emocional, yo aún no he escrito nada y él alcanzó su colapso tras haberlo escrito todo.

Quizá lo que me ocurre es que nada me motiva a escribir. Las aberraciones de nuestros gobernantes alcanzan un nivel de decibelios tan fuerte que me impiden escribir algo gracioso.

Lo de los apellidos era una tontería (varios asesores aulicos me indican que no debo llamarle gilipo y lo que sigue). Y era una solemne tontería.

La manipulación del comentario del Papa acerca del condón es de libro.

Pero lo de la eutanasia es nazi.

No hay nada gracioso que escribir.

Las gilipolleces de un señor apellidado zapatero

Un amigo dice que la política es como el pressing catch. Es divertido pero no hay que creerselo.

Sin embargo ellos van haciendo…

El tema de que el primer apellido se elija por orden alfabetico es de traca…  Antes lo de los apellidos sólo le importaba a los nobles. Ahora también a los hipógritas.

Pero puestos a perder el tiempo yo también lo pierdo.

He pillado de una web los 4048 apellidos catalanes.

He hecho una excel y les he asignado una probabilidad de casarse entre ellos igual para todos.  Les he hecho evolucionar 5 generaciones, sólo 5. De aquí a 150 años.

Y de 4048 apellidos quedaban 368. Claver era el último apellido, ya sólo quedaban 5 que empezaban con la C. 150 empezaban con la B (al principio había 240).

Y mientras tanto 5 millones de parados.

Si en España no hay una revolución es simplemente porque nos merecemos a estos imbéciles.

Pues eso.

El Papa visita Barcelona, y Hereu quiere que saquen señeras al balcón.

El próximo domingo el Papa BXVI visita Barcelona para consagrar la Sagrada Familia. Todavía  no sé si iré… pero aprovecho para contar una historia curiosa.

La bandera del vaticano todos sabemos que es blanca y amarilla. El alcalde de Barcelona ha pedido que pongan en los balcones la bandera de Aragón, que los catalanes han adoptado como propia, cuyos colores son rojo y amarillo.

Los colores rojo y amarillo eran en realidad los colores del vaticano. Y en muchos lugares se adoptaron dichos colores como propios, para mostrar la adhesión al Papado.

De hecho el rojo es el color de los obispos, y hasta San Pio V era también el color del Papa.

Los colores oficiales del Vaticano fueron cambiados en 1808 por las tropas napoleónicas para convertirlos en blanco y amarillo.

Los mismos franceses contra los que el único héroe catalán que luchó con éxito, venció armado con su tambor (el tamboriler del bruc).

Pues eso, cuando el Domingo Barcelona tenga colores rojo y amarillo o blanco y amarillo todos serán colores papales.

Si alguien se anima a ir y volver en el mismo día, yo llevaré una señera valenciana (que a los colores papales le une una franja azul y una corona de los Austrias).


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Blog Stats

  • 148,160 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: