Archivos para 21 diciembre 2011

Una visión sobre la crisis (XI): El efecto L’Oreal

Ha sido muy contestado por los medios (y los defensas) el comentario acerca de Urdangarín como víctima.

Si Urdangarín no es una victima también es posible otra lectura: Urdangarín era un topo de nacionalismo vasco introducido para cargarse la Corona. Pero esa lectura es aún más maquiavélica (mefistofélica la calificó ayer un amigo).

Urdangarín es una víctima evidente del Efecto L’Oreal

http://youtu.be/nab8ERQs0iw
Porque yo lo valgo.
Por qué te pagan 100.000 euros por un informe, por el que a mí no me darían las gracias… porque yo lo valgo.
Leí en algún sitio que el común de los mortales cree merecer más que le toque la lotería que su sueldo a fin de mes.
Expresiones como: “Con lo que he jugado, ya era hora” o “Con lo que me ha puteado la vida ya me tocaba” serán habituales mañana 22 de Diciembre.
Les habrá tocado porque ellos lo valen.
Los jugadores de fútbol de Segunda cobran cantidades que quintuplican la de un maestro de escuela. ¿Por qué? Porque ellos lo valen.
En Cataluña hay pueblos que dan premios de literatura en catalán por valor de muchos miles de euros. Y los jurados otorgan el premio sin siquiera haber leído la novela. Incluso así resulta que hay más premios que novelistas (como demuestra el hecho que los hay que se quedan desiertos). ¿Por qué? Porque ellos lo valen.
Y ¿porqué le pagaban las empresas al Urdanga (y a otros muchos cantamañanas)?… Pues porque él lo valía.
Digo yo que eso piensa él. A ver que piensa el juez.

Una visión sobre la Crisis (X): Ser Ingeniero (o incluso doctor) alemán o MBA español.

Cada año algún medio de comunicación saca el listado de las mejores universidades del mundo. (aquí hay uno). Entre las 300 primeras una española, 12 francesas, 24 alemanas.
También se publica la lista de las mejores escuelas de gestión del mundo (MBA). (Aquí hay otra). Entre las 25 primeras tres españolas,tres francesas y una alemana.

Es interesante ver como los alemanes parecen no tener mucho interés por la gestión.
En realidad no es que tengan mucho o poco. Es que parece que no tienen nada

Un aspecto interesante es el reconocimiento que las empresas hacen al título de doctor. En España la gente con doctorado oculta su condición, mientras que en Alemania viene en el DNI.

Según este artículo en Alemania nunca contrarían a un MBA habiendo doctores o ingenieros. Y encima creen que MBA significa Mediocre Pero Arrogante.

Estos alemanes… no tienen arreglo. Mucha Merkel y mucha Siemens, pero luego no saben gestionar.

Una visión sobre la Crisis(IX). El borde siempre gana.

Leo con interés el siguiente artículo. Trata de un supuesto estudio que demuestra que si eres un borde cobrarás alrededor de un 20% que tus compañeros amables.

He intentado encontrar el estudio original pero no he podido. En cualquier caso estoy convencido de que es como dice. Mi experiencia personal es que en casi todos los entornos se valoran cualidades que no necesariamente son las que la mayoría de los mortales consideramos adecuadas.

Del artículo saco 2 ideas interesantes:

  • Los responsables de RRHH valoran que la gente se ponga medallas.
  • Los responsables de RRHH pagan más al más borde porque creen que es mejor.

Y de mi cosecha particular saco otra idea:

  • Un motivo de la crisis es que la “cultura de la tensión laboral” en España se abandonó y eso afecta gravemente a la productividad del sistema pues “si no hay tensión no hay mejora”

Seguir leyendo ‘Una visión sobre la Crisis(IX). El borde siempre gana.’

Una visión sobre la crisis (VIII). Urdangarín como víctima.

En los últimos días estamos viviendo la caza de un personaje cuyo principal mérito fue utilizar su condición de jugador de balonmano para pegar uno de los braguetazos del siglo pasado.
Creo sin embargo que Urdangarín es víctima de las causas de la crisis.
Veamos.

Supongamos que un alcalde de un pueblo tiene demasiado dinero público (dinero que no es de nadie según la exministra Calvo). Supongamos que al alcalde le gusta salir en las fotos y en los periódicos. Supongamos que un señor bajito y feito le ofrece organizar unas jornadas sobre un tema muy interesante (para quien quiera que pueda ser interesante). El alcalde puede disponer de ese dinero que no es de nadie para organizar las jornadas como mejor le convenga. Y así el alcalde podrá inaugurar o clausurar las jornadas que tendrán seguro un gran éxito de público.

Desafortunadamente para el señor bajito y feito las fotos de las jornadas solo saldrán en periódicos locales. (pinchad aquí).

Supongamos que el que organiza las jornadas es el seleccionador nacional de baloncesto. En ese caso la posibilidad de que la foto salga en periódico de tirada nacional es mucho mayor. Por tanto al alcalde en cuestión se le pagará bastante más. (Y en un ataque de celos es posible que incluso la federación lo eche tras haber sido campeón del mundo ver aquí ).

Supongamos que el organizador es alto, guapo y  garantiza la foto del alcalde en el Hola, el Marca y hasta en TVE. El alcalde estará dispuesto a pagarle lo que sea, porque el dinero es público y bien puede ser utilizado en promocionar la ciudad.

Supongamos que yo estaba vendiendo tranquilamente jornadas sobre responsabilidad social corporativa. Y de repente veo como todos empiezan a pagarme mucho dinero.

Decidme si no es humano llegar a creer que me los merezco.

 

La alegría una pasión que es mayor si es compasión.

Me discute First mi planteamiento de que hay que celebrar, sin necesidad de esperar a estar alegres, sino con la esperanza de estarlo por la mera celebración.

Parto de un supuesto fundamental, como indica First, “es bueno estar alegres”, es un bien en si mismo, y creo que hay que buscarla siempre y en todo caso. Es incluso una obligación para algunos.

Mi hipótesis es la siguiente: La alegría es un bien, cuya producción colectiva multiplica la alegría del individuo que participa de la misma . Pero la celebración en común de la alegría no sólo la alimenta sino que puede generarla de la nada.

A continuación defiendo mi hipótesis convirtiéndola en tesis (es un poco rollera pero es que las dudas de FirstReply me han  llevado a leer demasiado en los últimos días).

Si mi tesis es cierta (y lo es), mi afirmación “celebrar genera alegría y por ello hay que celebrar aunque creamos que no hay nada que celebrar” es simplemente un corolario.

Demostración

Algunos autores clásicos como Descartes o el citado Santo Tomás establecen que “la alegría es una pasión suscitada por un bien presente”. El bien no es necesariamente un bien físico. Y más aún que la propia alegría es un bien.

También encontrarse con otro es un bien. El hombre es social, y necesita del otro, no sólo para salir adelante sino también para encontrarse o reencontrarse, para conocerse y reconocerse. Y es en el propio encuentro donde encuentra alegría.Si encontrarse con el otro es un bien, entonces el mismo encuentro puede generar alegría. 

La alegría es, desde un punto de vista económico, un bien de producción colectiva, como la cultura, la ciencia, el software o la religión. La generación de ese tipo de bienes es tanto más efectiva cuanto más productores intervengan en la misma. Por ello la cultura popular afirma que “alegría compartida es doble”

La alegría es un sentimiento, una pasión del alma. Aunque Sto Tomás de Aquino colocaba la alegría como sinónimo de gozo, otros autores lo diferencian, siendo el gozo algo más personal e íntimo.

La alegría es el sentimiento contrario a la tristeza. Desde un punto de vista aritmético, más alegría supone menos tristeza. Y además afirma nuevamente el refrán que “las penas compartidas son menos”

La alegría (como cualquier bien) es de suyo expansiva, (esta reflexión se atribuye a  Aristóteles). La alegría va por ello asociada a una expansión del espíritu y también del cuerpo. Probablemente no se pueda hablar de alegría si no se ha exteriorizado. La mayor parte de los psicólogos comparten que la “La tristeza invita a un repliegue […] mientras que la alegría busca un nosotros con el que compartir, aumentar y difundir la onda expansiva de la vitalidad interna”.

Por todo ello, si la alegría es un bien, y el encontrarse y reconocerse en el otro es un bien, si la alegría es la expresión de un bien, encontrarse y celebrar es un generador y amplificador de alegría.

La alegría ha sido considerada tradicionalmente una “pasión” del alma. Defiendo pues que la alegría es mayor cuando es com-pasión.


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
diciembre 2011
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Blog Stats

  • 148,321 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: