Archivos para 23 febrero 2012

Dirigir a tu red social.

Me han encantado estos dos vídeos. Recomiendo verlos.

El primero trata sobre la manera de dirigir a gente y lo explica un director de orquesta (Mutti)

El segundo trata sobre redes sociales y como influimos en nuestro entorno.

http://www.rtve.es/television/20110403/poder-redes-sociales/421888.shtml

Hace 25 años yo también fui estudiante en huelga.

Últimamemente se están distribuyendo imágenes de policías casi-delincuentes agrediendo a pobres chicas que defendían sus derechos. Me dice un amigo que trabaja en juzgados que él lo que ha visto son 11 maderos llenos de magulladuras y cuatro chicos también bastante perjudicado. Son estudiantes de bachillerato, y según cuenta el Pais “43 estudiantes, ocho de ellos menores”. Parece que en ese instituto se acumulan todos los repetidores de Valencia.

Pero, para mí, las protestas estudiantiles no tienen mucho secreto.

Hace más de 25 años estaba en el consejo Escolar de mi instituto.

Ese año yo acababa el COU con 17 años (yo sí era menor). Fue en noviembre de 1986. Nosotros comenzamos las movilizaciones que hizo mundialmente famosa el “cojo manteca” . Otro famoso estudiante que luego dijo que sólo pasaba por allí, cuando las imágenes lo pillaron rompiendo cosas con las muletas.7Zlm-_0HPUw

Para organizar la huelga en diciembre de 1986 vinieron a hablar conmigo  unos señores de partidos/sindicatos de extrema izquierda. Con algunos de ellos luego compartí vestuario en el equipo de Rugby.

Muy amablemente me explicaron que estábamos en una revolución, que nos apoyaban en lo que necesitáramos y me animaron a que me dejara asesorar o me hiciera a un lado, porque ellos eran los que sabían de “presionar”.

Me explicaron muy convincentemente que las huelgas comienzan siempre por los estudiantes que asimilaban huelga con fiesta (lo que demuestra que son estudiantes, pues etimológicamente la holganza es un tipo de vacación, y en valenciano huelga es vaga). Y que además pueden mantener la revolución en marcha durante más tiempo (pues cuando llega la hora de comer sus padres les tienen la mesa puesta).

Si es que yo también corrí delante de los marrones (o grises o azules). Para reclamar algo tan reaccionario y de derechas (aunque lo defiendan los rojos) como : “No a la selectivitat el fill de l’obrer a la Universitat”.
He de decir, en mi defensa, que en el momento en que teníamos que manifestarnos con un icono de mercedes en lugar del símbolo de la paz me negué a coger la pancarta.
Yo soy así de quisquilloso.

Valencia y el valenciano como moneda de cambio. Como siempre. Y como siempre a cambio de nada.

“Me obligan a ejercer de puta  y encima he de pagar la cama”

Muchos ya lo sabíamos pero es bueno que lo recuerden.

La desaparición del valenciano como lengua fue pactada y sellada por Aznar (el que hablaba catalán en la intimidad), Pujol (el del seny dels Paisos Catalans) y fue aceptada por el cartagenero Zaplana (al que por su origen el problema se la  sudaba y que estaba concentrado en el pelotazo conyugal de Terra Mítica) y puesta en marcha por Camps (el hombre cuya unica vocación fue cuidar a sus electores).

Ya lo sabíamos, pero es bueno que nos lo recuerde el propio Pujol:

en casa del empresario Fernando Ballvé en Madrid, donde Pujol expuso como condición irrenunciable que “no sea discutida y menos atacada la política lingüística de la Generalitat” y exigió poner fin a los ataques a la “unidad lingüística” de catalán y valenciano. “Aznar me dijo que estaba de acuerdo y me indicó que hablase directamente con Eduardo Zaplana”, entonces presidente valenciano, quien le ratificó la unidad lingüística, según recuerda en el libro.

Fuente: http://www.libertaddigital.com/sociedad/2012-02-15/las-condiciones-de-pujol-a-aznar-cargarse-a-vidal-quadras-y-la-imposicion-linguistica-1276450251/

 

El laberinto (otro libro para leer)

En una entrada anterior me felicité por haber presenciado el nacimiento de una colección “Historia Novelada del Reino“. Dicha presentación sigue por tierra, mar y aire. De hecho aquí aparecen (en una entrevista en Canal9) algunos de los protagonistas de la intrahistoria.

Algunos libros son para leer, la mayor parte de ellos sólo sirven para decorar. He tenido la suerte de leer “El Laberinto” en un formato que no sólo sirve para leer sino también para decorar.

Y además para aprender. Porque con “El Laberinto” he aprendido algunas cosas más sobre “El Compromiso de Caspe”. Uno de esos lugares en la historia que son absolutamente desconocidos pero que han marcado un “punto de inflexión”. Si en Caspe no se hubiera elegido a Fernando de Antequera como rey de la Corona de Aragón es muy posible que América no hablara español (por ejemplo).

Pero la novela no va de “lo que hubiera pasado si”, sino “de lo que pasó para..”. Y ahí he aprendido algunas cosas (muchas que no sabía). De hecho hay tantas que supongo que tendré que volverlo a leer, porque muchos datos los desconocía. Cosas que ocurrieron en la ciudad en la que vivo y de la que parece que lo desconozco todo. Cosas como las banderías (los Vilaragut y los Centelles) o la Orden de Montesa. Cosas de las que es difícil hasta preguntarle a San Google.

Una novela con forma de novela. Quizá un punto pasado de amor cortés para mi gusto (aunque en la época es posible que fuera lo habitual) pero que va hilvanando la historia al tiempo que la  llena de datos interesantes, que por otro lado era lo que yo iba buscando.

Manifestándome que es gerundio y reflexivo.

El sábado asistí a una manifa convocada por las centrales sindicales en Valencia. No he sido capaz de saber el lema de la manifestación, pero allí estuve protestando contra la crisis.

No muchos medios se han hecho eco de ese esfuerzo realizado (por ejemplo éste). Pero desde luego yo tampoco viví una jornada de ira (como la que indica éste).

Y había incluso algunos toques de humor como un señor con una parilla de chorizos en forma de pancarta.

Ese mismo día por la noche la dediqué a hacer pancartas. Al día siguiente volvía a salir a la calle, en este caso para acompañar a mi falla en otra demostración (los ingleses llaman así a las manifestaciones).

Me ratifico en mi opinión de que tanto unos (los sindicatos) como otros (las fallas) saben mucho más de manifestaciones que los que organizaban las otras a las que en tiempos pasados acudí.

Sobre todo porque las más recientes estaban mucho más “estovaes”.

Una visión sobre la crisis (XII): El efecto L’Oreal (II)

En un Post anterior mencionaba el efecto L’oreal como uno más de los fundamentos de esto que denominamos Crisis. También (en otro post) hacía referencia a Urdangarín como víctima
Fuera de web se me han criticado estas ideas. Probablemente porque no me he explicado bien.
Así que me viene de perillas este artículo de El mundo que me envían.
Se titula el pinchazo del Pop Español
Trata sobre el desastre económico que ha caido sobre los cantantes, actuantes y sobre los contratantes de ambos. Ya no venden discos, ni tampoco les compran millonariamente los ayuntamientos.
Copio y pego dos frases:
“La música española ha bajado a la realidad, muchos grupos nos hemos equivocado creyéndonos la h**** por el éxito. Aquello era un espejismo…” Carlos Tarque.
“Los concejales contrataban al grupo de moda según los gustos de su hija o de su mujer, y la foto que se hacían en el camerino ha costado millones“, dice Santamaría y lo corroboran todos los consultados.
Pues eso, sigo buscando hechos que confirmen mi teoría.


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

Blog Stats

  • 148,321 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: