Archivos para 25 junio 2012

Universidad, Sociedad y Crisis (III): La selección californiana.

Me envían este link http://www.tendencias21.net/La-Universidad-espanola-abocada-al-fin-del-cafe-para-todos_a12236.html

Lo escribe en su blog el Profesor Javier Segovia: http://javiersegovia22.blogspot.com.es/

En general viene a decir (con muchos datos respecto a las 10 “universidades” californianas del Ministro Wert) lo que ya se expuso en otro post. Que los sistemas educativos universitarios de otros países son diferentes y por tanto no comparables.

No digo que no sean mejores, digo que son diferentes y por tanto no comparables. ¿queremos en España café para todos o no lo queremos?

Sencillo de plantear. Díficil de construir.

Reproduzco parte del contenido por su interés.

El sistema californiano tiene un diseño que parte del año 1960 en que el gobernador aprueba el Plan Maestro para la Educación Superior de California. En esos años el sistema de educación superior estaba formado por una serie de colleges y universidades descoordinados y que competían entre sí por los alumnos, lo que representa más o menos el panorama que tenemos actualmente en España. Uno de los objetivos clave de dicho Plan fue reestructurar el sistema para evitar esos problemas, y lo hicieron de una manera ingeniosa pero por otra parte simple y lógica: se crearon tres segmentos o tipos de instituciones de educación superior pública con su propia misión y tipología de alumnos bien diferenciada.

El primer segmento lo constituye la University of California como principal institución académica de investigación, con la particularidad de que se le asigna en exclusiva la impartición de doctorados (además de la exclusividad también de una selección de enseñanzas profesionales en leyes, medicina, etc.), y con una tipología de alumnos objetivo que serían el 12,5% (uno de cada ocho) mejor de los estudiantes que acaban los estudios de high school.

El segundo segmento lo constituye la California State University, cuya misión fundamental es la impartición de grados y master y su tipología de alumnos objetivo lo constituyen el 33% (uno de cada tres) mejor de los estudiantes que acaban los estudios de high school. Es importante resaltar que la California State University no puede impartir doctorados salvo en educación, práctica de enfermería, y terapia física, y que en cualquier otro campo debe hacerlo en un programa conjunto con la University of California.

Finalmente, el tercer segmento lo constituyen los Community Colleges que no tienen filtro de entrada respecto del rendimiento de los alumnos y cuya misión fundamental es impartir cursos y certificados profesionales y cursos académicos y grados asociados de primer ciclo (associate degrees), de dos años, que pueden ser terminales o una puerta de entrada a un grado de los impartidos en la University of California o en la California State University.

El resultado es que la University of California con 10 campus (deben ser estos a los que se refería el Ministro cuando se habla de los “diez centros que funcionan en California”) tiene aproximadamente 240.000 estudiantes, la California State University con 23 campus tiene 412.000 estudiantes, y los Community Colleges con 112 campus y 71 centros educativos imparten formación a 2.600.000 estudiantes.

Una estructura piramidal que tendrá su reflejo posterior en el mercado de trabajo. Estructura que se repite a lo largo de todo el país. De acuerdo a la Carnegie Classification of Institutions of Higher Education, en el conjunto de las instituciones públicas de EE.UU. las universidades orientadas a la investigación y doctorado constituyen solo el 10%, las universidades centradas en la docencia de grado y master son el 24%, y el resto se concentran en grados asociados.

Un vídeo que me ha gustado: sobre accesibilidad y productividad

Ciertamente hay cosas mejorables. Y ciertamente el locutor podría haber estado menos nervioso. Pero esto es lo que hay. Las cosas se viven una vez, y no hay posibilidad de darle al CTRL+Z.

Si te gusta dale al me gusta.

Una visión sobre la crisis (XIV): Los ingenieros financieros crean sueños, que se vuelven pesadillas

Tras mucho tiempo por fin he visto “Inside Job

Recomiendo verla. Sin más.

Da para reflexionar. Y mucho. Estoy en estado de shock.

“Tenía un amigo que vendía bonos, y por la noche trabajaba de conductor porque tenía 3 hijos. 10 años después ganaba millones de dólares y creía que era porque era muy inteligente”

Al final hay otra gran frase (1:44:12) “NO sé porqué un ingeniero financiero tiene que cobrar 100 veces menos ingeniero de verdad. El ingeniero de verdad construye puentes, el financiero construye sueños, y cuando los sueños se vuelven pesadillas, otros pagan”.

Y básicamente el esquema del corto viene a decir: “los de los bancos de inversión se gastaron (en coches, putas y coca) las inversiones de los jubilados que invertían en fondos, que eran valorados por las agencias de valoración como AAA. Estas agencias cobraban por calificar con AAA, y lo que cobraban se lo gastaban en coches putas y coca. El sistema de regulación fue desmantelado porque los profesores de universidad cobraban de bancos y de agencias de regulación unas cantidades grandes aunque pequeñas comparativamente (así que los profesores de universidad tenían menos coches, menos putas y menos coca). PUNTO. Los señores de clase media se quedaron sin pasta. PUNTO.

Universidad, Sociedad y Crisis (II). Hacemos como que hacen.

Acabo de hablar con un alumno de otra asignatura. De hecho es un delegado de alumnos. Comentábamos algunas cosas y yo en algún momento he dicho una expresión que últimamente repito.

“Los alumnos hacen como que pagan y los profesores hacemos como que cobramos. Los alumnos hacen como que estudian y nosotros hacemos como que les examinamos”.

Ni nosotros nos quejamos mucho de que no saben nada, ni ellos se quejan de que los profesores suben a la tarima pensando en su último paper (el que le dará el sexenio activo que le permitirá no dar la clase).

En algún momento ha salido el tema de que tienen la obligación de expresar sus quejas. Lo que nos ha llevado a las encuestas, sobre las que ha comentado: “Yo en realidad las encuestas las relleno sin mirar, 3-4-3-4-3-4 y si ha puesto los apuntes en el poliformat le pongo un 5 en la última pregunta”.

(Para ajenos a este mundillo: el alumno puntúa entre 1 y 5 diferentes preguntas sobre si “se han cubierto los contenidos” o “si ofrece ejemplos relacionados con la realidad”…

Ese modo de actuar (el del alumno que puntúa aleatoriamente entre 3 y 4)  debe ser habitual y justifica que todos los profesores tengan una valoración alrededor del 7 sobre 10 (pues es el número que hay entre 3 y 4).

El alumno seguía argumentando que él no sabe para que sirven las encuestas y que las rellena así porque no cree que nadie las mire.

Le he preguntado que porqué no pone 4-5-4-5 y me ha dicho que un 5 es demasiado. Supongo que un 2 es demasiado poco. Y a lo peor el alumno se malicia que poner un 2 podría conducir a un profesor a devolver en forma de suspenso-aprobado aleatorio la pelota.

Así que él hace como que rellena una encuesta, y nosotros hacemos como que nos importa.

Y así, haciendo “como qué” se nos pasa el tiempo.

¿La culpa? Evidentemente la sociedad es la culpable.


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
junio 2012
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Blog Stats

  • 148,160 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: