Reunirse en el Siglo XXI ¿para qué?


Daba por supuesto que sabía para que servía una reunión.
Yo creía que convocar una reunión servía para repartir información, para capturar información y para tomar decisiones.
En nuestra sociedad hiperconectada del siglo XXI puede parecer que han dejado de tener sentido. Podemos creer que el intercambio de información se puede producir de manera más eficiente enviando correos electrónicos (que sabemos que nadie lee) o leyendo guasaps del grupo (con la calidad que se le supone a esa información). Y además la toma de decisiones se puede sustituir por votaciones online (doodles, googleforms, ferendum…)

Sin embargo un amigo me hizo caer en la cuenta que hay más razones por las que tomar reuniones.
Desde el punto de vista jurídico, lo relevante de una reunión es que existe un acta que permite justificar las decisiones que se tomaron, cuándo y quienes. Por si hay responsabilidades legales. Según esta interpretación la reunión debe existir para que exista el papel que le da sentido (a la reunión).
Hay gente para las que las reuniones son el modo de cobrar dietas y comisiones. Gracias a una convocatoria oficial son justificados los desplazamientos y su abono, las comidas fuera de casa e incluso el cobro de una remuneración. Casos se dan en los que se convoca una ordinaria y una extraordinaria en el mismo día para poder doblar los ingresos de los participantes.
Hay gente para las que las reuniones son el modo de demostrar poder. ¿De qué sirve ser el director si no puedes reunir a mucha gente para que te escuche?
O para exhibir inteligencia…En muchos claustros de profesores las reuniones son utilizadas para exhibir la inteligencia natural de los participantes, que de otro modo sólo pueden exhibirla delante de alumnos que no saben apreciarla bien.
En ocasiones utilizamos las reuniones como el lugar donde se toman decisiones consensuadas, para que no tenga que tomar las decisiones la persona a la que le corresponde hacerlo. De este modo, el temor a la soledad, queda cubierto por el asentimiento de la asamblea.

O para ver a los compañeros. En un mundo ultra-desvinculado como el nuestro, tomar contacto físico con otras personas, se convierte en una necesidad acuciante. ¿de qué sirve hacer una reunión virtual si lo que quiero es “tocar carne”?

Hay gente para la que lo importante de la reunión es poder hablar antes y después con los jefes. Esos que intentan esquivarlos y es ese momento pre y post reunión el que permite comunicar confidencias a quien puede no tener interés en escucharlas.

Pero es posible también que las reuniones tengan sentido.
Por ejemplo para “hacer equipo”: Si necesito que mi equipo me siga para ejecutar una decisión no basta con contarsela , generalmente debe comprender el problema (o mi análisis del mismo).

Y eso no se puede hacer con herramientas online. Hace falta algo más. Si sólo quieres un like en el instagram, basta con enviar un guasap.

Pero si quieres compromiso de verdad hará falta ver a la gente de verdad…

Anuncios

0 Responses to “Reunirse en el Siglo XXI ¿para qué?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Blog Stats

  • 156,868 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: