Archive for the 'acción' Category

5 reglas (sencillas de decir y difíciles de practicar) para mejorar nuestras organizaciones (y quizá nuestras familias)

Estas sencillas reglas para la mejora en nuestras organizaciones las he sacado de unas notas que tomé de una sesión dirigida por  A. L. Humbert y P. Hughes de la Universidad de Cranfield.

Es mi resumen y mis notas… es lo que cogí en función de mis escasos conocimientos en el tema. Así que si no funcionan, yo soy el culpable

  1. Define y haz explícitos los objetivos. Los individuales y los comunes. Clarifica lo que cada uno pretende conseguir con el hecho de trabajar en común. Deja claro tus objetivos e intenta que los demás los clarifiquen también.  Dedica tiempo a distinguir claramente entre Outputs, Outcomes e Impacto. Los outputs son lo que haces (¿qué?).  Los outcomes hablan de los cambios que lo que haces implican (vale, ¿y qué?). Los impactos son de  largo plazo pero muchas veces es el  motivo por el que conseguiremos que el equipo trabaje. https://www.fundsforngos.org/free-resources-for-ngos/defining-project-results-proposal-difference-outputs-outcomes/

    2. Maneja reglas simples para gobernar la toma de decisiones. En cualquier organización todo el  mundo toma decisiones de modo continuo. Es esa continua toma de decisiones la que generará el resultado. Así que todo el mundo debe conocer las reglas.  Si las reglas son muchas, son complicadas o varían con el tiempo, no las tendremos en cuenta. Haremos lo que creamos conveniente. Y si el resultado afecta a alguien, utilizaremos parte de ellas para justificar nuestras decisiones a posteriori. Justificar algo a posteriori : eso  que habitualmente denominamos excusa.

    3. Establece claramente las responsabilidades . Dediquemos tiempo a establecer responsabilidades que mantengan una tensión suficiente, que se conozcan, que se puedan exigir, que se exijan… Dediquemos tiempo a chequearlas, a comprobar que se ajustan a los objetivos perseguidos, a modificarlas si es necesario.

    4. Dedica tiempo para cultivar las relaciones personales… Los líderes orientados a los resultados suelen olvidar que éstos los consiguen las personas. Pero los consiguen las personas implicadas, no las obligadas. A un co-laborador le puede obligar la ley, sus circunstancias personales o su religión… pero eso es temporal. Y generalmete queremos una implicación personal que salga de su corazón. Para muchos autores el sentido de pertenencia es lo que va a marcar la diferencia entre unas organizaciones y otras.

    5. Trabaja el comportamiento colaborativo del equipo. El comportamiento será el resultado de todo lo anterior y también el trabajo  de los hábitos individuales que lo requieren. Reforzar las actitudes de preguntar más  por los intereses de los demás y menos por defender los intereses propios (personales o del departamento al que representamos). Fomentar que cada uno se preocupe más por los objetivos comunes (de la organización) que por los personales (o incluso del departamento al que representa). Conseguir que se usen más expresiones positivas que expresiones negativas en la comunicación habitual…

Los ponentes destacaron que los puntos 1,2 y 3 son fáciles de implementar. Son simples procedimientos pueden tener fecha.

Mientras los puntos 4 y 5 hacen referencia a comportamientos de individuos, no hay fecha de fin.

Porque de hecho, dedicarse a esto es un trabajo. Y por tanto requiere esfuerzo y tiempo.  Más cuanta más masa se desee mover. Más cuanto más lejos se pretenda llegar.

 

Lo hace porque le gusta: Ya está pagado con eso.

Manolo es un apasionado del futbol. Trabaja en una empresa que le paga bien por estar de 7 a 3. Luego tiene todo el día libre. Por eso comenzó hace 15 años entrenando al equipo de sus hijos porque no tenían entrenador. Desde entonces dedica cuatro tardes de la semana a entrenar a chavales en el club del barrio.

El club cuando empezó eran dos equipos de chavales, pero comenzó a crecer. Hace 10 años hubo que contratar a alguien para que le ayudara a entrenar. Buscaron a un chaval que estudiaba educación física para ser entrenador y así le podía ayudar unas horas.  20 euracos a la semana por 3 horas de entrene y partido no es mucho. Cada dos o tres años cambian a los entrenadores de apoyo y si alguien lo hace mal lo echan y ya está.

Una vez, hace 8 años, el resto de la directiva le propuso a Manolo cobrar. Él rechazó la oferta argumentando que lo hacía porque le gustaba.

Manolo tiene fama de ser un tipo muy “entregado” y se nota que le gusta. Le gusta preparar los entrenes (“lo hace en el curro”), le gusta tener que llegar media hora antes para comprobar que está todo abierto (“y así se hace su cervecita”); le gusta educar a los maleducados niños de los demás (“como sus hijos ya son mayores así se desfoga”), le gusta invertir el sábado por la mañana en entrenar los partidos (“en realidad no tiene nada mejor que hacer”).

Manolo se paga los desplazamientos de su bolsillo (“total son 5 o 10 euros y hubiera ido igual porque le gusta”). También parece gustarle que los niños de los demás entren sudados en su coche después del partido (“su mujer es una santa”), repartirlos a sus casas a las 14:30 cuando acaba el partido (“es un momento”), e incluso llevar la ropa sucia en el maletero para que la limpien en una lavandería (“lo hace para ayudar, la lavandería es de un primo suyo”).

Le debe gustar todo eso porque lleva 15 años haciéndolo.

Aunque cada vez tiene el carácter más complicado. Y por eso hay gente que piensa que habría que “quitarlo”, porque está empezando a creerse que él es el club.(“Si hay que pagar 20 euros a un chaval para que entrene pues se hace, no es tanto dinero”).

Como generar ideas para satisfacer a tu entorno.

El otro día un compañero me felicitaba por la cantidad de cosas que había hecho en una determinada actividad. Y me preguntaba por el secreto que tenía para generar ideas.

La verdad es no tengo un secreto sino un método. Busco modelos que orienten mi pensamiento y los utilizo todo lo que puedo.

Supongamos que alguien me pide ayuda sobre el desarrollo de un bar de copas (ni ha ocurrido, ni creo que ocurra nunca pues yo no voy a bares de copas, pero es el ejemplo que pongo en clase).

Muy probablemente si comenzara a pensar en eso dedicaría mucho tiempo a diseñar la barra, las luces, el tipo de música, las bebidas…. Pero eso sólo nos permite ver lo menos relevante.

Esa manera de enfocarnos nos concentra en el “qué” vamos a entregar. Asumiendo que la gente va a un bar de copas a tomar unas copas nos concentraremos en pensar en los hielos y las bebidas. Y desde mi punto de vista, la gente no va a tomar copas porque la copa esté buena. Puede conseguirla a mucho menos precio en el Mercadona.valor en uso

En este caso voy a utilizar el modelo de “behavioral attainment” de (Schuster,2010), y recomiendo combinarlo con el “prepositional analysis” de (Shoemaker, 2011).  El”behavioral attainment” lo teneis aquí al lado. Y el “prepositional analysis” consiste en someter todos los adverbios interrogativos (Qué, Quién, Cuándo, Cuánto, Dónde, Cómo…) a todas las combinaciones posibles con las preposiciones (A, ante, bajo, con…).

El modelo de (Schuster,2010) nos hace preguntarnos qué pretendemos de nuestros clientes. ¿qué queremos que hagan? Es la última columna ¿qué espero de los usuarios de mi bar de copas? ¿Que paguen? ¿que beban mucho? ¿que le digan a sus amigos que vengan? ¿que le den al like en el trip advisor? ¿que vuelvan la semana que viene? ¿que vuelvan en algún momento del año que viene? ¿que compren recuerdos?…

Pero como ellos no saben lo que quiero debo pedirselo explícitamente para que tengan el comportamiento deseado. ¿Quiero que paguen? Entonces tendré que cobrar. ¿Quiero que se lo digan a sus amigos? Se lo tendré que pedir ¿Quiero que me rellenen una encuesta favorable en el facebook? Pues les tendré que dar acceso a internet y pedirle que lo hagan allí mismo. No puedes pretender ganar unas elecciones sin pedir el voto. Cuando me casé hace veinte años fui mesa por mesa diciéndole a todo el mundo que el mejor regalo que le podrían hacer a mi mujer es salir a bailar, que le hacía mucha ilusión. Nadie recuerda una boda en la que más gente bailara durante más tiempo.

Para conseguir ese comportamiento necesito pedírselo (si no no lo sabrán) y además haber satisfecho sus deseos/necesidades. Es decir, mis clientes ¿qué querían obtener usando mi bar de copas? ¿querían conocer gente, beber el mejor bourbon, pasar un rato agradable, pasar el mejor rato de su vida, que les viera su jefe o que les viera la chica que les gusta? ¿por qué querían eso? ¿quién se lo había dicho? Dicen que una definición de calidad es lo que obtienes frente a lo que creías que ibas a obtener.

Y cómo se define qué es lo que han de obtener. Los procesos en los que se añade valor (pues de eso se trata) son de tres tipos: los de uso del producto (la bebida, la música, la luz, el olor), los de relación con sus pares, y los de relación con la empresa.

Empecemos por el valor que nos da la relación con la empresa. Recuerdo de cuando iba de bares que saludar al dueño del bar, y conocer/reconocer a los camareros hacía que tuvieras que volver la semana que viene, aunque fuera de visita. Un cocinero puede hacer una tortilla de acelgas, pero si sale y me cuenta la historia de los huevos y las acelgas, me la creeré. Steve Jobs lo tenía muy claro y cada cierto tiempo “salía” y nos explicaba cosas del estilo “cómo se usa mi Iphone”. Y los usuarios de apple babeaban. En las iglesias inglesas (y en muy pocas españolas) el cura sale a recibir y a despedir a los feligreses. ¿es eso importante? Para los cristianos no. Lo importante es la misa, lo demás son chorradas. Pero la realidad es que que el cura te pregunte tú quien eres, dónde vas, puedo hacer algo por tí… Te anima a volver sabes que además de la misa, tendrás una cara amable a la que saludar, y que además te ha dicho que te espera.

El valor que nos da la relación con los pares. Creo que es bastante obvio en un bar de copas que ese es el verdadero valor y no lo añejo que sea el ron. Así que pondré otro ejemplo: los que se compran un Apple se relacionan con los demás miembros de la comunidad, y esa relación (te envío esto o aquello, me he descargado lo otro, he probado esta otra cosa…) añade mucho más valor que el móvil en sí mismo. No digamos nada respecto de otras actividades como por ejemplo correr una marathon. ¿Por qué la gente paga 50 euros por correr diez kilómetros con otras 10.000 personas por un recorrido que si lo hiciera dos horas antes o dos horas después sería exactamente el mismo? Pues porque hay más gente. En un bar de copas eso se hace poniendo fotos de los clientes asiduos, fomentando que vengan niñas guapas, haciendo vídeos para que los pongan en las pantallas de tv, subiendo fotos al facebook o al instagram.

Y por último el valor del uso del producto. En una copa es fácil. O no. Está la calidad del whisky, la forma del vaso, la limpieza del camarero, la sonrisa de la camarera, la cantidad de hielo, la limpieza del local…

Y ahora, sólo al final de haber decidido que quieres hacer, puedes entrar a diseñar, fabricar y entregar el producto. O parte del mismo. Porque el producto (eso que se sirve) es todo eso y mucho más.

Aunque tampoco hace falta estar toda la vida planificando, ni tenerlo todo clarificado, basta tener claras muchas opciones antes de empezar y luego ir poniéndolas en marcha una detrás de otra.

Quizá haciendo un análisis de qué es imprescindible frente a qué es importante. Quizá analizando su pertinencia en cada momento. Quizá revisando cada día qué se hizo bien y qué se pudo haber hecho mejor…

Pero eso ya no es diseño, eso es  ejecución. Y lo que me habían preguntado era de dónde me salían tantas ideas, si en el fondo no sé nada de bares de copas. Lo único que tengo es un modelo alrededor del que pienso para no dar vueltas y vueltas sobre la nada. En este caso el diagrama de (Schuster, 2010) con el prepositional analysis de (Shoemaker, 2011)

Repartir Marrones y Buscar Culpables es Fácil. Tomar Decisiones y Resolver Problemas es un poco más difícil.

Juan es un alto ejecutivo de una gran multinacional. Ha llegado a la casa rural del Señor Batiste para desintoxicarse del estrés laboral durante un fin de semana.

Una vez instalado le pidió al Señor Batiste que le dejara trabajar con él. Como era un alto ejecutivo de una gran multinacional estaba demasiado acostumbrado a trabajar bajo una elevada presión y no podía estarse quieto.

El señor Batiste sorprendido le dirigió a un gran montón de estiércol. Juan cogió rápidamente la carretilla y en menos de dos horas tenía todo el estiércol repartido por los campos.

Inmediatamente Juan fue a pedirle más trabajo al Señor Batiste que le dijo: “En el corral tengo algunas gallinas que ya están muy viejas y no ponen huevos, ¿podría separarlas? Es que así haremos caldo con ellas”.

Al cabo de hora y media, Juan le dijo al Señor Batiste que ya había separado las gallinas, que  había matado a las improductivas y que las había desplumado. Y le pidió al Señor Batiste más trabajo.

El señor Batiste señaló un cobertizo con una puerta descolgada. Allí, le dijo hay un montón de manzanas y algunas están maduras y hay que separarlas del resto.

Al día siguiente por la tarde Juan se fue para satisfacción de todos los que habitaban la casa rural. Aunque se iba sin haber conseguido acabar la tarea de separar las manzanas maduras, al menos dejaría de hacer ruido con la puerta del cobertizo entrando y saliendo.

La visión sin acción es alucinación

Un blog que se titula la parálisis del análisis, necesitaba un post titulado como éste.

Estaba compartiendo el otro día una idea que creo que daría para montar una empresa, y que produciría dinero para el emprendedor. Y me preguntaban que cuanto pediría por la idea. Mi respuesta es sencilla: nada.

Por dos motivos: a) porque las ideas generalmente no son de uno mismo, ni en origen, ni en originalidad. Las hemos leído en algún sitio y/o las hemos tenido dos o tres (20 o 30) a la vez en el mundo.

y b) Las ideas están ahí, pero ellas mismas no hacen rico a nadie. Hay que transformarlas en acciones.

Porque la reflexión sin acción conduce a la melancolía, y la visión sin acción es alucinación.

 

El papel de los sindicatos en la Administración Pública Española: El derecho al honor

Un amigo intentaba convencerme de la inutilidad de los sindicatos en la Administración Pública española. Yo, por el afán que siempre me mueve de llevar la contraria, desgranaba argumentos.

Había un argumento superior que no podía ser evitado. En general los sindicatos han servido para defender a los trabajadores de los patrones. Pero esa función, en la administración pública española dado su carácter burocrático y de servicio público no tiene sentido.o dicho de otro modo más científico “La burocracia es la organización o estructura organizativa que es caracterizada por procedimientos explícitos y regularizados, división de responsabilidades y especialización del trabajo, jerarquía y relaciones impersonales”. O dicho en llano:  “La burocracia es un modo de gestión que pretende proteger a los unos de los otros mediante papeles”

Evidentemente desde ese punto de vista no hay más que decir. Los sindicatos no “pintan” mucho cuando el patrón ha decidido gestionarse burocráticamente .

Pero, como me encanta tener razón, encontré un argumento con el que defender el papel de los sindicatos que comparto aquí. Hay derechos que defender al trabajador de su jefe (que en el caso de las AAPP democráticas es al mismo tiempo el cliente).

Concretamente el derecho al honor. Continuamente los funcionarios (y nuestras madres) somos insultados por nuestros clientes por hacer cosas “absurdas” y fundamentalmente por no trabajar.

Y es ahí donde solicito el apoyo de los sindicatos.

Las críticas del “pueblo” me afectan. Me molesta mucho que me llamen vago cuando trabajo más de 55 horas semanales de manera sistemática.

Pero como además de funcionario me dedico al tema de gestión de empresas, ante el problema necesito ir a la causa raiz. ¿por qué me llaman vago?

Funcionarios en España hay muchos (algunos dicen que demasiados) y no todos somos vagos.

En general (aunque hay más motivos) tiene que ver con que hay funcionarios que hacen trabajos inútiles o simplemente no hacen su trabajo y no lo hacen de manera ostensible: profesores que suspenden clases sin motivo aparente, administrativos que almuerzan durante horas, celadores que no se preocupan lo más mínimo de los pacientes porque no es su función…

Es ahí donde quiero ver a los sindicatos en la función pública. Defendiendo mis derechos. Concretamente mi derecho al honor.

Por un lado poniendo en valor el trabajo de funcionarios como la policia, los maestros de escuela, los médicos de la seguridad social… que muchos trabajan muchas más horas de las que les contratan y lo hacen lo mejor que saben/pueden/les dejan.

Pero también defendiendo mi derecho al honor atacando la raíz del problema.

Apoyando a la gestión adecuada del sistema para derivar puestos de trabajo sin carga hacia puestos de trabajo que, por la evolución propia de la vida, tienen demasiado trabajo. Analizando procesos para reducir la actividad de no valor añadido, y así poder evitar procesos sobresaturados y personal desocupado.

Pero sobre todo evitando que algunos “compañeros” se dediquen a “putear” al cliente o a escaquearse de sus obligaciones. A esos, caña!. Y se la debieran dar los sindicatos.

 

Están locos estos romanos.

Mientras nos suben la luz, los medios de comunicación han entrado al trapo de una guerra sobre el proyecto de Ley sobre el aborto que prepara el ministro Gallardón.

Tengo para mí que finalmente toda la fanfarria quedará en nada, pero el pressing catch nos mantiene a todos ocupados.

En una esquina del ring elmundo y elpais (la Ser a todo volumen anima la fiesta por la esquina siniestra). A favor (en la esquina diestra) están el abc y larazón y como animador fundamental La Cope.

Es natural que sea así dado que el coordinador de informativos de la Cope se llama Angel Expósito.

Expósito era el apellido que se ponía a los que habían sido expuestos, es decir puestos fuera.

Los romanos ex-ponían a los hijos que habiendoles dejado nacer , decidían que no querían por algún motivo -por ejemplo porque tenían alguna “tara” evidente.

El derecho a poner fuera “ius exponendi” no era de la madre (JA!). Era un derecho del “pater familias” que ni siquiera tenía porqué ser el padre de la criatura, podía ser también alguno de los dos abuelos, o ni siquiera. Evidentemente la madre no pintaba nada.

Una vez nacía el niño, el pater familias en el atrio de su hogar lo cogía en brazos y si lo elevaba hacía los lares, el hijo era suyo.

Pero si lo dejaba en el suelo, la servidumbre cogía al niño y lo dejaba en la puerta de la casa, o lo tiraba al río. Al ser puesto fuera (ex-puesto) el niño o bien eran salvado por un transeunte o se lo comían los perros (antes o después de morir de frío o desnutrición).

Este derecho se podía ejercer por carta. Así un romano que estuviera de viaje cuando fuera a nacer su hijo podía dar la orden de exponer al niño al nacer si era niña (o niño) y no en el caso contrario -o lo que considerara oportuno-. Luego él ya revisaría la decisión (si tenía alguna discapacidad visible o si simplemente no le venía bien un vástago en ese preciso instante) y ya lo expondría  cuando llegara a casa.

No era que los romanos no conocieran la antigua práctica del aborto. Ni simplemente que no lo practicaran -de hecho era muy comunmente practicado con el evidente riesgo de muerte de la madre-. La madre decidía en los casos en los que el padre legal estaba de invasión por ahí desde hacía algunos meses, por ejemplo.

El derecho a exponer era un derecho diferente al “derecho a abortar” (que no era tal como no hay un derecho a cortarse la oreja). En realidad los romanos tardaron mucho tiempo en considerar que abortar el embrión/feto/nasciturus fuera algo diferente  a una liposucción y por tanto no reconocían tal derecho. Simplemente vivían con él.

Fue Antonino Pío el primero que lo castigó severamente. Pero no fue por la influencia de los cristianos, puesto que éstos sólo estaban empezando. A lo mejor fue la influencia de un judío amigo suyo, pero eso ya no lo sé.


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
agosto 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 152,152 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: