Posts Tagged 'aborto'

Están locos estos romanos.

Mientras nos suben la luz, los medios de comunicación han entrado al trapo de una guerra sobre el proyecto de Ley sobre el aborto que prepara el ministro Gallardón.

Tengo para mí que finalmente toda la fanfarria quedará en nada, pero el pressing catch nos mantiene a todos ocupados.

En una esquina del ring elmundo y elpais (la Ser a todo volumen anima la fiesta por la esquina siniestra). A favor (en la esquina diestra) están el abc y larazón y como animador fundamental La Cope.

Es natural que sea así dado que el coordinador de informativos de la Cope se llama Angel Expósito.

Expósito era el apellido que se ponía a los que habían sido expuestos, es decir puestos fuera.

Los romanos ex-ponían a los hijos que habiendoles dejado nacer , decidían que no querían por algún motivo -por ejemplo porque tenían alguna “tara” evidente.

El derecho a poner fuera “ius exponendi” no era de la madre (JA!). Era un derecho del “pater familias” que ni siquiera tenía porqué ser el padre de la criatura, podía ser también alguno de los dos abuelos, o ni siquiera. Evidentemente la madre no pintaba nada.

Una vez nacía el niño, el pater familias en el atrio de su hogar lo cogía en brazos y si lo elevaba hacía los lares, el hijo era suyo.

Pero si lo dejaba en el suelo, la servidumbre cogía al niño y lo dejaba en la puerta de la casa, o lo tiraba al río. Al ser puesto fuera (ex-puesto) el niño o bien eran salvado por un transeunte o se lo comían los perros (antes o después de morir de frío o desnutrición).

Este derecho se podía ejercer por carta. Así un romano que estuviera de viaje cuando fuera a nacer su hijo podía dar la orden de exponer al niño al nacer si era niña (o niño) y no en el caso contrario -o lo que considerara oportuno-. Luego él ya revisaría la decisión (si tenía alguna discapacidad visible o si simplemente no le venía bien un vástago en ese preciso instante) y ya lo expondría  cuando llegara a casa.

No era que los romanos no conocieran la antigua práctica del aborto. Ni simplemente que no lo practicaran -de hecho era muy comunmente practicado con el evidente riesgo de muerte de la madre-. La madre decidía en los casos en los que el padre legal estaba de invasión por ahí desde hacía algunos meses, por ejemplo.

El derecho a exponer era un derecho diferente al “derecho a abortar” (que no era tal como no hay un derecho a cortarse la oreja). En realidad los romanos tardaron mucho tiempo en considerar que abortar el embrión/feto/nasciturus fuera algo diferente  a una liposucción y por tanto no reconocían tal derecho. Simplemente vivían con él.

Fue Antonino Pío el primero que lo castigó severamente. Pero no fue por la influencia de los cristianos, puesto que éstos sólo estaban empezando. A lo mejor fue la influencia de un judío amigo suyo, pero eso ya no lo sé.

Anuncios

Testimonio de uno de los 10% de supervivientes de la eugenesia nazi.

Hace un tiempo escribí un post sobre la eugenesia de tipología nazi que supone la interrupción definitiva de la vida (vulgo ejecución) de muchos más de la mitad de las personas con discapacidad detectable en España.

Un padre de un superviviente ha decidido saltarse el derecho a la imagen del menor (su hijo) para denunciar que uno de cada nueve son muertos al ser “detectados”.

http://www.lifesitenews.com/news/dad-behind-i-am-the-10-down-syndrome-image-speaks-out/

Las palabras de la imagen no sobran.

“Puede que no sea perfecto pero soy feliz. Soy criatura de Dios, soy su imagen y estoy bendecido por ello.

Pertenezco al 10% de los niños con Sindrome de Down que ha sobrevivido a la ley del Aborto

http://www.lifesitenews.com/news/dad-behind-i-am-the-10-down-syndrome-image-speaks-out/

25 de Marzo: La Anunciación

La celebración de la Anunciación o la Encarnación es en los tiempos que corren una fecha curiosa.

Es 9 meses antes del 25 de Diciembre.No 9 meses menos 22 semanas ni nada de eso.

Es evidente que los cristianos desde hace mucho tiempo consideraban que Dios se había encarnado, no cuando nació sino cuando fue concebido.

Probablemente muchos lectores de este blog no crean que Cristo sea Dios, pero como mínimo tendrán que aceptar que la oposición de la Iglesia al Aborto no es algo de anteayer.

De hecho (como se dará cuenta cualquier lector atento de “Africanus”) el aborto e incluso el infanticidio, formaban parte de la cultura romana, y previamente de al griega. Pero los cristianos ya estaban allí esperandolo

La oposición al aborto no es ni siquiera exclusivamente cristiana. En realidad es judía.

Pero los cristianos la difundieron por el imperio romano.

Una obra judía alejandrina advertía que : ” una mujer no debe aniquilar al bebé nonato que se encuentra en su vientre ni tampoco arrojarlo como presa después de nacido a los perros” (p.117 de “La Expansión del Cristianismo”), y Flavio Josefo (historiador judío de la época) advertía que si una mujer llegara a abortar lo que ha procreado será una asesina de su propio fijo”.

Y los cristianos desde el primero momento lo incorporan en su código moral, dos citas que extraigo del mismo libro en la misma página.

En la Didache (fantastico hallazgo para mí) del siglo I se escribía: “no harás abortar a la criatura engendrada en la orgía, y después de nacida no la harás morir”

Justino Martir en Primera apología dice “se nos ha enseñado también que es cruel exponer a un bebé recien nacido puesto que seríamos unos asesinos.

Esas enseñanzas cristianas eran contrarias a los métodos y prácticas de los romanos y los griegos.

Así Aulo Cornelio Celso (p. 113 op.cit)  explicaba cómo acabar un aborto: “si el feto está boca abajo el cirujano debía insertar primero un gancho suave y enganchar “un ojo, una oreja o la baco e incluso la frente y luego tirar de él y extraer el feto”. En general solían empezar el aborto por medios químicos y finalmente los medios mecánicos hacían el resto.

Para Seneca (p.111 op.cit) el sofocamiento de recien nacidos  era algo razonable y común, y para Tácito ” la doctrina judía de que era pecado mortal matar a un bebé no desado no era sino una más de sus prácticas siniestras y repugnantes”.

En su defensa digamos que los romanos no eran seres especialmente malos, sino que ellos creían que un niño o una niña (especialmente estas últimas) no eran sujetos de derecho. Como tampoco lo eran los esclavos (por ejemplo).  De este modo un ser humano que no era sujeto de derechos, podía ser matado. O incluso se le daba la oportunidad a sobrevivir si mataba a otros (los gladiadores).

La verdad es que ellos estaban mejor que nosotros, pues consideraban que al menos eran humanos. Nosotros estamos peor porque la imbécil de la ministra de igual-da ni siquiera cree que sean humanos., en su beneficio hay que decir que al menos admite que son seres vivos. Y creo que denominarla imbécil no es un insulto sino una descripción, no por nada sino por el audio que podríais oir si yo le pagara a wordpress. Pero como no les pago, no puedo subir audios.

un poco de cal y otro poco de arena.

El pasado domingo publicó el periódico El Mundo una encuesta sobre la aceptación de los españoles a la ley sobre el derecho a matar de ZP y Bibiana. Lo cierto es que el ZP del talante promueve una ley que rechaza el 60% de la población.

De todos modos la batalla real se sigue perdiendo con más de 100.000 bajas colaterales al año.

En España cada vez hay más abortos. Aunque, al ritmo que va la crisis, habrá menos abortos en un plazo temprano. Y el PSOE dirá que es gracias a su ley.

Seguir leyendo ‘un poco de cal y otro poco de arena.’

Reflexiones en voz alta sobre la Manifestación del Sábado 17 de Octubre

El otro día me pedía JL de cinemanet que opinara sobre la manifestación y yo le pedí unos días para descansar.

Voy a hacer unas consideraciones que probablemente sólo me interesen a mí, pero ese es el lema de mi blog: escribo para aclararme.

a) Creo que esta ha sido la primera manifestación desorganizada de la historia. Y eso es bueno.

b) Creo que el triunfo de la desorganización es un buen síntoma de la salud de la gente, y un mal presagio para el futuro.

c) Creo que en una sociedad tan mediática como la nuestra, la vida tiene perdida la guerra si no es capaz de crear sus propios medios de comunicación. No tenemos ningún acceso a los medios. Y en nuestra sociedad eso es no tener futuro.

d) La falta de organización y de medios económicos impiden que un acto como este, que requiere tanto esfuerzo individual de tantos individuos, no tenga a largo plazo los efectos deseados.

 

Para mí (que conocí los problemas que ha tenido la organización de esta manifestación) la manifa fue un éxito, pero por mi razón particular. Y además demostró que estamos en el fondo del pozo.

Para mí la manifestación ha sido un éxito. Más de 100.000 personas, sin que nadie nos organizara, nos desplazamos desde 300 kilómetros de distancia, para pedir algo que a nosotros no nos afecta, porque a nosotros no nos abortarán.

Nos movimos solos, en paquetes de 20 o 30 no más. NO había líderes carismáticos, no había bocadillos ni autobuses gratis, más aún allí no había nada que hacer… Y ese es el éxito de la manifestación hay 100.000 personas dispuestas a invertir su tiempo y su dinero.

Pero hay está también la demostración de que estamos en el fondo del pozo.

No hay ninguna fuerza “viva y organizada” que esté dispuesta a asumir el liderazgo de una parte de la sociedad que está tan implicada como para tragarse 10 horas de autobús para andar durante dos horas 1 kilómetro.

Al día siguiente de la manifestación en El País había dos artículos de opinión en las páginas dedicadas a la manifa. En una decían que la había organizado el PP en la otra decían que la había organizado la Iglesia. Sinceramente creo que una (1) y la otra (2), como organizaciones, trataron de boicotear la manifestación.

Es posible, por tanto, que ésta sea la primera manifestación de la historia de España que no ha sido organizada por ninguna estructura jerárquicamente organizada, como un sindicato o  un partido o la Iglesia (si es que se puede considerar que ésta tiene jerarquía en los tiempos que corren.

Pero los medios todos ellos dejaron caer un estúpido velo sobre el tema. Se pusieron a discutir sobre números.

Lo malo es que la discusión sobre el número mató la discusión sobre el contenido. Y unos y otros le han dado importancia a algo irrelevante, para que no digan que no hablaron de la manifestación, de tal modo que todos han conseguido ocultar el verdadero objeto de la misma.

Y eso es lo preocupante tenemos a los medios en contra. Punto.

Un ejemplo. “La Razón” repartía globitos azules en la manifa y los periódicos repartidos allí hablaban de la manifestación. Pues bien. La portada de la Razón en la Comunidad Valenciana de ese mismo día: NO HABLABA de la manifestación. Habían hecho un decorado falso como una falla, para que nos lo creyéramos.Durante semanas a La Razón y al ABC (también presente en la manifa) se les enviaron artículos y notas de prensa para preparar la manifa. Ni una. No publicaron ni una.

Si eso se puede decir de los medios de comunicación afines (y cada vez más residuales), qué no decir de los demás.

 

Respecto a la manifestación en sí misma.

Eramos muchos, muy apretados, muy civilizados, muchos niños, algunos -muchos- con cara de ser sudamericanos (pero no proporcionalmente los que tendrían que ser).

La manifestación estaba aparentemente bien organizada pero se notaba que no había el dinero ni la experiencia de otras manifestaciones en la organización. Por muchos motivos: porque una manifestación es también una fiesta, porque los eslóganes tienen que estar claros para que no salgan otros eslóganes, porque tenemos que salir de allí con ganas de hacer algo y con algo que hacer.

Una manifestación es, también, un espectáculo para el que asiste, y debe salir feliz de ella. Claro que una manifestación contra el aborto no puede ser demasiado alegre, pero la manifa era por la vida. Había grupos más organizados que cantaban, y desde luego cuando empezó a sonar la música del final (no el violonchelo sino la música) y muchos empezábamos a poder avanzar hacia la plaza, nos pusimos a cantar… Pero creo que debiéramos haber estado cantando todo el tiempo.

Si los eslóganes no están claros, puede aparecer algún alborotador cantando lo que no toca… Es el caso de “Zapatero DImisión”. Cuando yo estaba bajo del Ministerio de Educación pasó por nuestro lado un tipo, él solo, con un megáfono que cantaba “Zapatero Dimisión”… La mayor parte de la gente no le seguía, pero de vez en cuando alguien le seguía… Yo personalmente estoy seguro que el tío estaba provocando el titular de El Plural, pero no lo puedo afirmar…

Y al acabar la manifestación salimos de allí contentos (yo por lo menos) pero sin tener una noción clara de cual sería el siguiente paso. Y ese es para mí el primer y gran problema.

La reflexión sin acción conduce a la melancolía.

 

Seguir leyendo ‘Reflexiones en voz alta sobre la Manifestación del Sábado 17 de Octubre’

Mañana es el primer día de un nuevo mundo. Ellos y ellas te necesitan.

Si alguien que lee esto no sabe cómo ir mañana 17 de Octubre que me lo diga. Yo le consigo un viaje.

Mi motivo para ir el 17 de Octubre a Madrid: No puede existir el Derecho a Matar.

Mi único motivo para ir a Madrid es muy sencillo:

Esta ley reconoce el derecho a matar. Y eso es malo. Y contra el mal hay que actuar, porque sino pecas por omisión. Y eres igualmente culpable.

Abortar Voluntariamente es interrumpir voluntaria y definitivamente el proceso vital de desarrollo de un ser vivo.

Y a eso se llama matar (Quitar la vida).

Se matan las cucarachas, las culebras y los perros moribundos. Aunque a estos últimos el nombre de matar se le dulcifica con un sacrifica.

En España matar a seres humanos no es legal. Ni siquiera a un terrorista que mate indiscriminadamente a 100 personas y jure que lo volverá a hacer si puede. Nuestra legislación prohíbe matar a esa alimaña. Y no me parece mal. No está bien matar a nadie.

En España matar a seres humanos no es legal. Pero eso va a cambiar con la ley que aprobará ZP. Pero no porque se apruebe la pena de muerte.

En España es ilegal matar incluso a los perros. Este agosto pasado a un anciano de 81 años lo detuvieron por intentar matar a su perro. Nuestra legislación no reconoce a nadie el derecho a matar, ni siquiera el derecho a matar a su perro.

Pero esto va a cambiar.

Nuestra legislación reconocerá el derecho de una persona a acabar con la vida de un ser humano (el comité de bioética ha emitido un comunicado aclarando las dudas de la ministra Aído y del hermano Gabilondo) sin más motivo que su propia decisión.

No es un problema de un niño más o cienmil niños menos. Niños mueren en todos los sitios todos los días por razones igual de perentorias igual o más perentorias que que no lo esperaba. Ese no es el problema. Los creyentes sabemos que todos esos niños vuelven al Padre. Y seguro que él los acoge con más cariño que ninguna madre le podrá dar nunca.

El problema es que la legislación española reconocerá en breve el derecho a matar.

Evidentemente no lo pone así, no han llegado a tanto. Lo pone en lenguaje de leguleyo. El artículo 12 dice “Se garantiza el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en las condiciones que se determinan en esta ley. Estas condiciones se interpretarán en el modo más favorable para la protección y eficacia de los derechos fundamentales de la mujer que solicita la intervención, en particular, su derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la vida, a la integridad física y moral, a la intimidad, a la libertad ideológica y a la no discriminación”. Blablablá, blablablá…

Que tal así: “Se garantiza el derecho a tomar la decisión de matar al ser humano que llevas en el vientre, y el médico está obligado a ejecutar. Las condiciones en las que se ejercerá el derecho deberán interpretarse del modo más favorable para la que toma la decisión”.

De repente, en una ley sobre SALUD, se reconoce un derecho a matar, eso sí con cariño, mediante matarife interpuesto.

Lo mismo que al perro del viejo. El perro no puede ser ahorcado de cualquier manera, debe ser sacrificado por un veterinario. También al niño lo debe ejecutar un matarife.

Pero un perro es un perro, y un niño es un niño.

Y eso es lo realmente malo.

Que esta ley no le reconoce a determinados seres humanos más derechos de los que le reconoce a un perro.

Hitler ya lo hizo a su modo. A unos seres humanos les negó algunos derechos. “Es que a Alemania le venían mal tantos judíos” debieron pensar algunos bienpensantes.

Pero eso es terrible.

O tenemos valor intrínseco e inviolable como seres humanos o ninguno valemos más que una hamburguesa de carne de gusano. No creo que haya término medio.

Calígula hizo a su caballo senador, y al extender derechos al caballo degradó los derechos de los senadores, pero él no dio el paso de convertir a los senadores en caballos.

Ese paso lo da esta ley.

Tengo más motivos, pero no son relevantes.


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
septiembre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Blog Stats

  • 153,842 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: