Posts Tagged 'fe'

Peter Higgs, Boadella, BXVI y algún fundamentalista.

Leí en el periódico El Mundo el otro día esta entrevista a Peter Higgs (el del bosón). Habla sobre muchas cosas y el periodista elige un titular curioso: “No soy creyente, pero la ciencia y la religión pueden ser compatibles‘”. A lo mejor es porque es Navidad, a lo peor es porque al periodista que hace la entrevista le parece sorprendente lo que afirma.

Más interesante para mí es que llama Dawkins fundamentalista. Como hace tiempo que tengo escrito eso (o aquí) me hace ilusión que lo diga el del bosón.

En realidad no hay posibilidad de que la Ciencia y la Fe se contradigan porque ambas son caminos paralelos de conocimiento con objetos y métodos de estudio diferentes.

Según Ratzinger (el Papa BXVI) el camino hacia la Fe se puede transitar desde la Belleza: “Si la Iglesia debe seguir convirtiendo, y, por lo tanto, humanizando el mundo,  ¿cómo puede renunciar en su liturgia a la belleza que se encuentra íntimamente unida al amor y al esplendor de la Resurrección?” .

Llegado a este punto recomiendo ver la siguiente entrevista con Albert Boadella

Se puede leer aquí pero es mejor verla.

Más sobre la intuición y el conocimiento intuitivo

La página más vista de este mi blog es Fe ¿un conocimiento intuitivo?

No sé realmente porqué google dirije a tanta gente hacia ella, pero es interesante ver cómo aumenta el tráfico.

En aquel post lancé una afirmación feminista (que cualquiera podría tachar de machista). Dije algo así que las mujeres tienen mejor conocimiento intuitivo que los hombres cuyo conocimiento demostrativo es mejor.

En esta época hipertrofiada hacia el conocimiento de tipo científico (que es sólo una de las variantes del conocimiento especulativo y desde luego no es el único racional) es interesante ver como la ciencia da pasos en demostrar lo que ya sabían los escolásticos, que el conocimiento intuitivo es más perfecto por ser propio de los ángeles.

He leído fragmentadamente (no creo que se pueda leer de otra manera) el follón en forma física de libro que Punset ha escrito con el título de “El viaje al poder de la mente”.

Copio algunas frases (no les pongo número de página porque algunas las escribe varias veces. Y comento algunas… otras las dejo tal cual.

“No hemos querido aceptar que las intuiciones son una fuente de conocimiento tan válida como la razón.” Ignoro a quien se refiere con el elíptico nosotros.

Ha ocurrido algo muy parecido en el campo de la intuición y las emociones, a las que se consideraban fruto de la sinrazón; eran cosas irracionales que, desde luego, no merecían nuestra atención porque no podían medirse.”

Es interesante esta reflexión de un tipo que luego se pasa el libro (y su programa Redes) despreciando a los que creen en cosas que no se pueden medir, sólo porque él no las sabe medir.

El estudio científico de la intuición, lejos de abominarla, la señala como indispensable para progresar al nivel del tipo de pensamiento que persigue acertar, aunque ello comporte riesgos y procesos cognitivos complejos.

Afortunadamente, se está ya en condiciones de demostrar que la intuición puede llegar a ser mejor que los modelos de elección racional, o la regresión múltiple, o los programas estadísticos más complejos.” Lo cual corrobora el conocimiento explícito de mucha gente. La ciencia está en condiciones de demostrar lo que ya se sabía.

Ahora resulta que la intuición constituye una fuente de conocimiento tan válida como la razón, sobre todo, cuando no se cuenta con la suficiente información

Cierto es que, afortunadamente, afirma que la intuición también se equivoca de vez en cuando.

La palabra intuición (o alguno de sus derivados) aparece como 50 veces en el libro. Es verdad también que algunas de las afirmaciones aquí transcritas, aparecen también dos o tres veces .

Junto con una treintena de veces que se utiliza la palabra dogmático (generalmente en tono despectivo) aparece otra afirmación que firmaría Santo Tomás de Aquino:

Existe con toda seguridad, se está comprobando, una moral innata en los humanos, al margen y con anterioridad al propio desarrollo de las religiones. En estos tiempos en que se pueden realzar tanto los rasgos más negativos de la religión como el papel positivo desempeñado en la historia de la evolución, resulta que uno de los científicos más prestigiosos de Harvard, el biólogo Marc D. Hauser, acaba de sugerir y demostrar que nacemos con una especie de moral, con unos principios morales universales“. Seguir leyendo ‘Más sobre la intuición y el conocimiento intuitivo’

¿Por qué nos puso Dios en una prueba de 3000 obstáculos?

En un post anterior un comentarista lanzó una pregunta “Si el hombre es bueno, ¿a qué viene esta prueba del salto de vallas?”.

Parafraseo la pregunta, si Dios es bueno, si todo lo que creó Dios es bueno, si el hombre es bueno… ¿por qué carajos la vida se dedica a putearnos? ¿por qué hemos de correr esta carrera de llena de vallas, charcas, empujones? ¿por qué hay cáncer o dolor?

La verdad es que es una buena pregunta… es quizá LA pregunta. De hecho es la reflexión que muchos apóstoles del ateismo utilizan como argumento definitivo.

Por una vez voy a contestarme a mi mismo sin intentar provocar a nadie, simplemente con mi opinión.

En primer lugar, decir que nuestra vida es una carrera de obstáculos es ser bastante “corto de miras”. Basta pensar en la vida que llevaron los hombres hasta la generación de nuestros abuelos, para ver que nuestra vida es dormir todo el día en un colchón viscoelástico. Pero, esa mejora en la calidad de vida, no es estrictamente divina, sino más bien fruto de la tecnología (que no de la ciencia).

Mi opinión (probablemente herética en algún punto) es que Dios creó el mundo, y éste resultó ser una carrera de obstáculos, así que en lugar de seguir observándonos, decide acompañarnos. Pero no nos pone obstáculos, los obstáculos forman parte de la carrera, y Dios nos da los ánimos para que sigamos corriendo. Y sólo en el caso de que le pidamos muy insistentemente que quite el obstáculo, él que ve toda la carrera, valora si vale la pena cambiar mínimamente las reglas de la misma.

Entiendo que Dios creó este mundo (no descarto que haya creado otros) con una serie de reglas. Esas reglas (la existencia del dolor y de la muerte, la capacidad de un ser humano de “fastidiar con j” a otro, la vida en definitiva), podrían haber sido otras. Pero entonces el mundo hubiera sido completamente diferente. Por ejemplo Dios podría haber evitado el dolor, pero tendría que haber habilitado otro mecanismo para que detectáramos que se nos está quemando la mano, y probablemente eso hubiera obligado a otro cambio anterior, y otro anterior… Dios podría haber evitado el cancer, pero para ello debiera haber eliminado las mutaciones genéticas, y con ellas la evolución de las especies, y si lo ha hecho, es en otro mundo que no es éste.

Dios creó el Mundo y lo hizo bien y bueno (O más bien creó las reglas con las que se desarrolla nuestro mundo).

Y en un momento una de las criaturas estuvo en condiciones de (generar o recibir) un chispazo superior a las demás. (A ese chispazo lo denominamos conciencia) Para los receptores de ese chispazo,  las reglas del mundo que ya existía le parecían insufribles.

Y  Dios decidió acompañarlo en el camino, para facilitárselo, pero el camino era previo, los obstáculos son la vida.

Confesiones de fe de grandes científicos

Me envía un amigo este power point. Se titula confesiones de fe de grandes científicos, y coge citas de algunos de los grandes científicos para indicar (entiendo) que no tenían incompatibilidad entre su fe y su razón.

Hay que comprobar muchas cosas de él… Por ejemplo decir que Darwin creía en Dios es un poco ucrónico. Cierto que estudió teología en la universidad (son sus únicos estudios) pero en realidad era ateo durante la parte final de su vida. Aunque también es verdad que el motivo principal de su increencia fue la no asimilación de la muerte de su hija (que por cierto a su mujer la hizo más devota).

En realidad muchos de los casos citados en el powerpoint son creyentes porque su época era creyente .

Y probablemente en muchos casos sólo siendo creyente se podía acceder a una canongía desde la que investigar. Aunque también los había que eran creyentes tras una profunda reflexión y además dejaron la reflexión escrita.
Pero que los grandes fueran creyentes no es un argumento. Si caes en las garras de los cientifistas siempre te dirán que los científicos actuales son mayoritariamente ateos.

Pero (atención al passing shot) ese tampoco es un argumento:  Siendo cierto que los científicos de antes eran mayoritariamente creyentes porque su época lo era, siendo cierto también que la mayor parte de los científicos actuales son ateos…

¿No cabría preguntarse si los científicos son ateos simplemente porque la sociedad en la que se mueven es mayoritariamente atea?

Quizá sería interesante saber cuántos científicos creyentes se convierten en ateos tras la atenta reflexión de su trabajo científico (me atrevo a aventurar que prácticamente nadie). Sería interesante saber cuantos se dicen ateos porque los de alrededor lo son (me atrevería a decir que la mayoría), y cuantos son ateos convencidos antes de ser científicos y por ello se dedican a la ciencia para demostrar su verdadera fe (una minoría importante, los apóstoles modernos de la Iglesia de la Ateología que tiene internet lleno de diatribas sobre las vías de Santo Tomás desde su puesto de becario de un departamento de informática.)

En general el argumento de autoridad en este tema no es muy relevante. Que Platón fuera trinitario unos siglos antes de la llegada de Cristo es un dato. Pero poco más que un dato.

Hay que insistir en que el conocimiento científico es sólo un modo más de conocimiento. Y que una de las grandes crisis de nuestra época se fundamenta en la excesiva preponderancia de una visión cientifista de la vida (lo que no es demostrable no es cierto). Afirmación que, por otro lado, no es nada científica.

Diseño y Emergencia

Me pide FirstReply que aclare lo de Diseño y Emergencia. Nada me gustaría más.

No sé si lo conseguiré pero es interesante entenderlo.

Un Bobesponja fue diseñado por un señor a través de un proceso más o menos estructurado.

Un termitero (es el ejemplo clásico) no fue diseñado por nadie. Del mismo modo que el vuelo de centenares de pájaros en forma de bandada (es el otro ejemplo clásico) no exige la sincronización de los pájaros. Los pájaros que vuelan en bandadas no tienen conexión directa con una torre de control que le dice a cada uno qué ha de hacer. Cada uno de ellos sigue unas reglas básicas y sencillas, que dan lugar a ese espectáculo tan bonito que es verles juntarse y separarse.

Creo que uno de los desafíos de la teología moderna, a los que hacía referencia Donan, radica en la posibilidad de explicar muchas cosas en biología sin necesidad de recurrir a un “diseñador”, a alguien que pensara cómo tenía que ser un termitero o cómo tenía que ser mi rodilla. Porque de hecho la rodilla es un diseño alucinante pero bastante defectuoso.

Desde un punto de vista teórico, se pueden explicar muchas cosas, sin necesidad de creer en un Dios que lo diseñara todo para nuestro uso y disfrute.  Ese es uno de los puntos más débiles de la teología actualmente. Creo.

La conversación, el dialogo, la comunicación, la discusión y la argumentación.

Ayer, por circunstancias que no vienen a cuento tuve una conversación sobre el tema del valenciano y el catalán. Evidentemente no llegamos a ninguna conclusión porque no hay ninguna conclusión a la que llegar. Al mismo tiempo en el post anterior Ma José dice que sí es posible “hablar” sobre teología y ciencia pero depende con quien.

Eso me recuerda algunas consideraciones ya hechas sobre el tema de la comunicación sobre temas complicados en muchos otros posts (aquí, o aquí) por poner sólo dos ejemplos.

Es un tema interesante al que me gustaría añadir dos o tres conceptos más para liarlo convenientemente.

Seguir leyendo ‘La conversación, el dialogo, la comunicación, la discusión y la argumentación.’

Repensar la Teología

Proponía Donan un tema muy interesante, “[la teología tiene] ante sí un problema (la teología siempre ha avanzado así) fascinante, que consiste en repensar las relaciones ciencia y fe

A mí por lo menos me lo parece. Me inclino a pensar que debe ser pensado y repensado desde una nueva dimensión. Pero soy incapaz de saber cual.

Se me ocurre que un modo de hacerlo es al modo científico. Es decir observemos la realidad, planteemos las paradojas que nuestro actual modelo de fe plantea y resolvámoslas…

Pero no intentemos convencer a los “científicos”. Pues estos no están en condiciones de conversar con nadie. Pues no saben nada (saben todo sobre nada, pero muy poco o nada sobre todo lo demás).

Y mientras resolvemos las paradojas se me ocurre que podríamos dedicar un cierto tiempo a difundir la idea de que la opinión de los científicos sobre temas genéricos es básicamente inútil y esencialmente hipócrita. Inútil en tanto que no aporta nada, e hipócrita en tanto que afirma, desde el valor que le da que en su trabajo aplica el método científico, cosas y verdades para las que no lo aplica en absoluto.

Tengo ya escrito que  la época en que se repensó concienzudamente por última vez es apasionante y creo que la nuestra es una época menos apasionante por abrumadora. En el siglo XIII había poca gente en un entorno en el que el viaje hacia el conocimiento se hacía hacia el centro. Los pensadores viajaban hacia la teología y la filosofía desde saberes dispersos, y desde ese punto intentaban dar respuesta a las necesidades y preguntas de la época.

En el sicglo XVI el conocimiento ya se había liado un poco. Pero sin embargo el camino hacia el centro seguía siendo el único camino. Por eso los teólogos de la Escuela de Salamanca llegaban a las mismas conclusiones hace 500 años que los economistas del siglo XX.

Pero ahora no viajámos hacia el centro, sino hacia la periferia. Lo que sabe un profesor de universidad sobre un determinado campo es incluso parcial en su campo(1).  Los investigadores no pretenden saber algo sobre todo, sino todo sobre nada. (2)

De verdad no creo que la teología pueda conversar con la ciencia. Porque la mayor parte de los científicos (y hay muchos) desconocen prácticamente todo del mundo. Pero se situan en un pedestal sobre todos los demás. (3)

Desde la  soberbia que le da a la ciencia saberse el origen del último desarrollo para curar un Linfoma Folicular cualquiera nos puede dar lecciones de ética (4) .

Seguir leyendo ‘Repensar la Teología’


Para recibir las actualizaciones por correo

los blogs que leo

los blogs que leo
agosto 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 152,152 hits

El número de suscriptores ya ha llegado a….


A %d blogueros les gusta esto: